Easyjet aumenta sus ingresos y se prepara para las turbulencias

Easyjet incorpora una función que permite reservar billetes subiendo una foto a Instagram.

Easyjet aumenta sus ingresos y se prepara para las turbulencias

La aerolínea británica factura 1.300 millones de euros más en el último trimestre, pero se prepara para afrontar pérdidas por la compra de Air Berlin

El último trimestre ha sonreído a Easyjet: la británica transportó entre octubre y diciembre un 8% más de pasajeros, hasta llegar a los 18,8 millones. Este aumento le ha permitido aumentar sus ingresos un 14,4%, y facturar casi 1.300 millones de euros.

Este incremento fue posible gracias al incremento de la capacidad de las aeronaves, que subió un 5,5% y le permitió tener una oferta de 20,4 millones de asientos, además de aumentar el factor de ocupación hasta el 92,1%.

También ha sido muy importante el aumento del 20% en los ingresos auxiliares, ya sea en el catering a bordo como en servicios como el embarque prioritario o la asignación de asientos.

Los ingresos por servicios auxiliares han crecido un 20% en los resultados de Easyjet

Otro factor ha sido la política de ajustes ‘Lean’, que ha permitido a la low cost ahorrar 22 millones de euros en el trimestre. Este descenso en los costes se ha logrado gracias al incremento del tamaño medio de la flota, “con aviones más grandes y eficientes” y a los beneficios que ha obtenido en las tasas de navegación, sobre todo de Francia y Alemania.

El coste de comprar Air Berlin

Sin embargo Easyjet se prepara para afrontar un período de turbulencias en el próximo ejercicio anual: la compra de los activos de Air Berlin implicaría pérdidas por más de 68 millones de euros.

Pero estas adquisiciones le ha permitido reforzar su presencia en el centro de Europa, al convertir a Berlín Tegel como el centro de operaciones más importante fuera del Reino Unido.

Para evitar las consecuencias del “brexit”, la compañía se presentará como una empresa de propiedad y control comunitario, después de que el Reino Unido salga de la Unión Europea (UE) en 2019, para permitirle seguir volando dentro del bloque europeo tras la salida del país del espacio europeo.