El cierre del Gobierno de Trump afecta (también) a la seguridad aérea

El aeropuerto de Dallas registra un incremento del absentismo de su personal del 300%.

El cierre del Gobierno de Trump afecta (también) a la seguridad aérea

Los pilotos denuncian los efectos para la seguridad, la puntualidad y la eficiencia de los vuelos mientras se multiplican los retrasos y las colas

Los efectos del cierre de la Administración de los EEUU, que cumplió ya 15 días y sigue paralizado por la falta de acuerdo por el presupuesto y la negativa del Capitolio a financiar el muro con México, tiene efectos devastadores también para los viajeros, especialmente en los aeropuertos más transitados del país.

El sueldo de alrededor de 800.000 empleados públicos se ha congelado, entre ellos 55.000 empleados de la Agencia de Seguridad de Transportes, la encargada de los controles en los aeropuertos. Como consecuencia se ha disparado el absentismo en los aeropuertos, lo que provoca atrasos y colas kilométricas de pasajeros.

La Asociación Internacional de Pilotos (ALPA) advirtió de que que la falta de inspectores y reguladores puede comprometer la seguridad de los vuelos en los EEUU

Es el caso del JFK en Nueva York donde, según sindicatos citados por CNN, hay unas 170 ausencias al día. En el aeródromo de Dallas, el absentismo se ha disparado hasta un 300%.

Denuncias de los pilotos

La Asociación Internacional de Pilotos (ALPA) instó al presidente Trump a que ponga fin de inmediato al cierre de las agencias gubernamentales que está “afectando adversamente la seguridad y la eficiencia de nuestro sistema aéreo nacional”, según señaló por carta su presidente, Joe DePete.

El organismo, que representa a 61.000 pilotos que trabajan en aerolíneas como Delta, United, Jetblue o Alaska Airlines mostró su preocupación por el hecho de que la falta de inspectores y reguladores pueda comprometer la seguridad de los vuelos en los EEUU.

La semana pasada, la Asociación Nacional de Controladores de Tráfico Aéreo expresó inquietudes similares sobre la falta de personal en los centros de control de tráfico aéreo

“En la Administración Federal de Aviación (FAA) hay menos inspectores de seguridad que los necesarios para garantizar que la infraestructura de control de tráfico aéreo esté funcionando a su nivel máximo de rendimiento”, señaló DePete.

Otras actividades de supervisión en la fabricación de aeronaves también estarían sufriendo paros y retrasos por falta de personal, agregó el sindicato de pilotos.

Trabajar sin sueldo

La ausencia de una correcta supervisión, añadieron, “pone en riesgo a los pasajeros y también a las tripulaciones de las aerolíneas”. Además, ALPA expresó su preocupación por que un cierre prolongado cause daños financieros a largo plazo al personal que actualmente acude a sus puestos de trabajo sin cobrar.

El cierre de la Administración y el consecuente impacto sobre el personal público también afecta a los museos y los parques, entre otros atractivos turísticos 

"Se está pidiendo a los controladores de tráfico aéreo, al personal de mantenimiento y al de seguridad de pasajeros que trabajen sin remuneración", dijo DePete, de quienes señaló que están prestando “diligentemente” sus servicios y afrontan personalmente presiones financieras cada vez más difíciles.

La semana pasada, la Asociación Nacional de Controladores de Tráfico Aéreo expresó inquietudes similares sobre la falta de personal en los centros de control de tráfico aéreo.

Golpe al turismo

El cierre también afecta a los museos y los parques públicos, entre otros, aunque la Casa Blanca mantiene abiertos parques nacionales como los del Gran Cañón, Great Smoky Mountains o Yosemite, con un personal de mantenimiento deficiente, lo que ha impedido evitar tres accidentes con víctimas mortales solo en la pasada semana.