EEUU: ya ni los snacks pueden ir en el equipaje de mano

Los filtros de seguridad en EEUU refuerzas sus controles sobre artículos como los snacks y las sustancias en polvo.

EEUU: ya ni los snacks pueden ir en el equipaje de mano

Alimentos como los snacks, así como las sustancias en polvo, son apartadas de los filtros de seguridad en los aeropuertos

Estas últimas semanas los empleados de la TSA (Administración de Seguridad de Transporte) redoblaron la vigilancia en los controles en los aeropuertos. Y el exceso de celo no es sobre líquidos o elementos punzantes, sino sobre alimentos tan inocuos como cacahuetes, barras de cereales o quesos.

Según informa The New York Times, las autoridades de la TSA autorizaron a sus vigilantes a realizar controles aleatorios sobre los equipajes de mano en búsqueda de snacks y otros alimentos.

En caso de detectarlos, solicitan a los pasajeros que los coloquen en una bandeja aparte –como si fuera el ordenador o las llaves-, y que vuelvan a pasar el equipaje.

Y a continuación, no es extraño que se realice una segunda revisión, un proceso que lleva de cinco a 15 minutos de demora, y que –según describe el reportaje- llevó a varios pasajeros a perder sus vuelos, además de demorar el pase por los filtros.

Similar a explosivos

No es que un terrorista pueda construir una bomba con cacahuetes o amenazar a un tripulante con un tubo de patatas fritas. El punto es que muchos alimentos, al pasar por los rayos X, tienen una apariencia similar a los explosivos, dijo Mike England, portavoz de la TSA.

Este punto fue confirmado por Larry Studdiford, un experto en seguridad aérea y fundador de una firma de tecnología. “Una barra energética en los rayos X puede confundirse con un explosivo, y un trozo de queso tiene una apariencia similar al explosivo C-4.

Varios alimentos, cuando pasan por las máquinas de rayos X, tienen una apariencia similar a explosivos como el C4, advierte la TSA

No es la única dificultad que tienen los paquetes con alimentos: su presencia también complica un escaneo más eficaz del interior del equipaje de mano, por lo que ahora se solicita que los pongan aparte para una revisión más precisa de las maletas de mano.

“Cuando una maleta está llena de comida, es más difícil para una máquina de rayos X determinar qué es cada artículo”, puntualizó Studdiford.

Veto a las sustancias en polvo

Las autoridades de la TSA recomiendan que los alimentos esté separados del equipaje principal, así como separan a los líquidos. Pero la novedad de este nuevo control lleva a que las demoras en los controles sean mayores que nunca.

Este aumento de la seguridad se suma a la reciente restricción sobre las sustancias en polvo.

Desde el 20 de junio en todos los vuelos que llegan a EEUU, así como las conexiones domésticas, está prohibido introducir más de 340 gramos de sustancias en polvo en el equipaje de mano.

Aquí se incluye café, especias, harinas, talcos, cosméticos o leche en polvo. La media es equivalente a una lata de refrescos, y en caso de exceder esta proporción, el producto tiene que ser despachado a bodega.

En caso de comprar un producto en los locales de duty free, tienen que estar sellados por una bolsa de seguridad.

Esta medida se puso en marcha después que un pasajero intentó tomar un vuelo en Australia con una sustancia explosiva en polvo.