El aeropuerto de El Prat se llamará Josep Tarradellas

Pedro Sánchez propone que el aeropuerto de El Prat lleve el nombre de Josep Tarradellas.

El aeropuerto de El Prat se llamará Josep Tarradellas

El cambio de nombre será aprobado por el Consejo de Ministros en su reunión en Barcelona

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

21/12/2018 - 11:51h

La terminal de Barcelona-El Prat tendrá un nuevo nombre: se llamará aeropuerto Josep Tarradellas, en homenaje al expresidente de la Generalitat entre 1977 y 1980.

El cambio se aprobará en la reunión del Consejo de Ministros que Pedro Sánchez mantendrá en Barcelona en medio de un fuerte operativo de seguridad.

El gobierno catalán indicó que estaba informado de la propuesta pero expresó su malestar porque la iniciativa se realizó sin consenso de la Generalitat, indicaron fuentes de la Consejería de Territorio y Sostenibilidad a Europa Press.

Presidente en el exilio

Tarradellas, antes de asumir su cargo oficialmente, fue el presidente catalán en el exilio entre 1954 hasta 1977. Inició su carrera política en la Federación Democrática Nacionalista de Francesc Macià y ascendió hasta ser secretario general de ERC en 1938.

Poco antes de terminar la Guerra Civil se exilió en Francia y de allí a Suiza, para evitar la extradición al gobierno de Franco. En septiembre de 1977 el gobierno de Adolfo Suárez (cuyo nombre bautiza al aeropuerto de Madrid-Barajas) reestableció la Generalitat de Cataluña y reconoció a Tarradellas como su presidente.

Normalidad en las operaciones

El aeropuerto de Barcelona está operando con normalidad este viernes. Había rumores de que los CDR iban a bloquear los accesos, pero tanto los coches particulares como los taxis pueden llegar aunque con algunas demoras por los cortes en varias carreteras catalanas.

El aeropuerto de El Prat registró un alto volumen de pasajeros antes de las 6:00 horas, que llegaron más temprano para evitar retrasos

Para evitar problemas muchos pasajeros decidieron llegar a la terminal a una hora más temprana de su vuelo. Según informó el aeropuerto de Barcelona entre las 5:00 y las 6:00 horas hubo una afluencia de pasajeros mayor a la normal y que pudieron pasar sin congestiones los filtros de seguridad.

Inclusive se detectaron a varios pasajeros que decidieron pasar la noche en el aeropuerto, mientras que los hoteles de El Prat cercanos a la terminal registraron un alto volumen de pernoctaciones.

Hasta noviembre Barcelona-El Prat transportó 46,67 millones de pasajeros, un 5,9% más respecto al año pasado. A este ritmo, es muy probable que se superen los 50 millones de viajeros, frente al récord histórico de 47 millones registrados en el 2017.