El agua en los aviones es peor (aún) de lo que pensábamos

Bajo ningún concepto bebas agua del grifo en un avión. Foto: Toni Osmundson | Unsplash.

El agua en los aviones es peor (aún) de lo que pensábamos

Quizás haya que pensárselo dos veces antes de tomar café a bordo (e incluso lavarse las manos)

Mar Nuevo

Madrid

19/09/2019 - 12:45h

Ya teníamos fundadas sospechas, confirmadas por algunos de los que más saben de volar, los tripulantes del vuelo. Pero ahora un nuevo estudio confirma nuestros temores: la calidad del agua potable en los aviones deja mucho que desear.

Un nuevo informe del Centro de Políticas Alimentarias Hunter College de Nueva York y la organización sin ánimo de lucro Diet Detective ha puesto en evidencia la calidad del agua que ofrecen a bordo las aerolíneas.

Desde 2011 la normativa ADWR regula en los EEUU la calidad del agua potable que ofrecen las aerolíneas a bordo

[Para leer más: Diez curiosidades de los aviones que nadie te había contado]

Objetivo: evitar el agua del avión

Tras el estudio de un total de 11 aerolíneas globales y otros 12 regionales, todas ellas de los EEUU, se estableció una clasificación entre cero y cinco basada en criterios como la presencia de E. coli y otras bacterias coliformes y las violaciones de las Reglas de Agua Potable para Aeronaves (ADWR, por sus siglas en inglés) fijadas por el Gobierno estadounidense en 2011.

El resultado, que coloca a Alaska Airlines y Allegiant Air como las que ofrecen el agua más segura y a JetBlue y Spirit Airlines en el extremo opuesto, no es muy esperanzador.

Solo por encima de 3 puntos se considera el agua, según este estudio, “limpia y relativamente segura”. Únicamente tres de las principales aerolíneas del país superaron esa cifra, concretamente las ya mencionadas Alaska Airlines y Allegiant Air (3,3 de valoración) y Hawaiian Airlines, con un 3,1.

No bebas agua a menos abras una botella sellada. Foto: Delta Air Lines.
No bebas agua a menos abras una botella sellada. Foto: Delta Air Lines.

Entre las grandes compañías que suspenden están Frontier Airlines (2,6), Southwest Airlines (2,4), Delta Air Lines (1,6), American Airlines (1,5), United Airlines (1,2) y JetBlue y Spirit Airlines, ambas empatadas con un 1 de valoración.

Normativa

El ADWR exige a las aerolíneas que proporcionen agua potable, pero también que desinfecten y enjuaguen rutinariamente los tanques de los aviones. Además, deben analizar muestras de agua para detectar bacterias coliformes.

Cuando las aerolíneas encuentran coliformes en muestras de agua, están obligados a realizar un segundo análisis para determinar si contiene E. coli -entre los efectos de estos microorganismos en la salud se cuenta las náuseas, fiebres, dolores de cabeza, vómitos, diarreas y calambres estomacales-.

La conclusión del estudio envía un mensaje claro: no debemos beber nunca agua de los aviones

Si el resultado es positivo, deben sellar los tanques en las siguientes 24 horas y desinfectarlos hasta eliminar las bacterias. Un plazo, señala el director ejecutivo del Food Policy Center y fundador de Diet Detective, Charles Platkin, “demasiado laxo”.

Aunque el estudio detectó una menor cantidad de infracciones de la normativa por parte de las aerolíneas, sus responsables destacan la necesidad de introducir pruebas adicionales para detectar otros micoorganismos perjudiciales para la salud, y no solo coliformes.

“Necesitamos asegurarnos de que las violaciones tengan sanciones y costos que obliguen a las aerolíneas a cumplir”, añadió, como salvaguarda de las reglas.

[Para leer más: Los 11 mejores trucos para viajar en avión (según las azafatas)]

¿Qué podemos hacer?

La conclusión del estudio es concluyente: no debemos beber agua de los aviones (esto es, ni la que se sirve en termos ni, por supuesto, las de los grifos del baño)

Aunque cuando pedimos agua esta no suele ser del grifo, sí que lo es la que se emplea para preparar el café y el té. Por eso es mejor evitar estas bebidas y asegurarnos, si queremos agua, que se abra una botella sellada.

A tenor de los datos del estudio, también haremos bien en no lavarnos las manos con el agua de los lavabos y usar en cambio desinfectante. Aunque la posibilidad de ser infectados con bacterias no es muy alta, ¿para qué arriesgar?