El Airbus chino tendrá ingeniería española

El Comac 919 pretende romper la dependencia de China en los aviones de Airbus y Boeing.

El Airbus chino tendrá ingeniería española

La compañía española Aernnova trabaja ya en labores de optimización del C919, el modelo con el que la china Comac plantará cara a Airbus y Boeing

Mar Nuevo

Madrid

30/08/2019 - 10:23h

Con un programa valorado en 10.000 millones de dólares y pese a los retrasos acumulados en su desarrollo, el avión C919, la gran esperanza de la aviación china para constituirse en un competidor sólido de Airbus y Boeing, avanza en su desarrollo, ahora, con la ayuda de una compañía española.

Así, el mayor fabricante español de piezas para aviones, Aernnova, presta servicios de ingeniería a la compañía china a través de una joint venture con un socio local y trabaja ya en servicios de “optimización” del avión.

Pese a los retrasos en su desarrollo, Comac pretende conseguir la certificación del C919 para 2021

[Para leer más: Boeing ofrece una oportunidad de oro al Airbus chino]

Un pie en China

Según detalla Expansión, la empresa española detalló en sus últimas cuentas auditadas su entrada en Shanghái y el inicio de estos trabajos para la ingeniería del avión C919. Un movimiento que le permite avanzar en su internacionalización -ya está en EEUU, México, Brasil y Rumanía- y posicionarse en el mercado chino que, según los analistas, desplazará a Occidente como mayor mercado mundial de la aviación.

Con capacidad para 168 pasajeros y 4.000 km de alcance, el C919 de Comac -la Corporación de Aviones Comerciales de China- está diseñado para competir con los aviones estrella de Boeing y Airbus en el corto y medio radio, el 737 y el A320neo respectivamente.

Tras la decepción de su primer modelo, el ARJ21, Comac se vuelca con el C919 para competir con Boeing y Airbus

Precisamente la crisis desatada en la compañía estadounidense a raíz de los accidentes fatales con dos de estos aparatos en Indonesia y Etiopía que condujeron a la paralización del programa brinda una oportunidad de oro a sus competidores.

C919

El conglomerado europeo, sin duda, lo está aprovechando, engordando su cartera de pedidos. La china, aún en periodo de prueba, espera que sus aparatos estén dando servicio en 2021.

El primer vuelo del C919, el avión comercial chino | Foto: EFE.
El primer vuelo del C919, el avión comercial chino | Foto: EFE.

Justamente esta semana el avión entró en la etapa de vuelos intensivos, según anunció la agencia estatal de noticias Xinhua, que señaló también que un cuarto prototipo del C919 concluyó el pasado 1 de agosto su primera misión de prueba en la que fue sometido a diferentes inspecciones y revisiones de sistema durante un vuelo de una hora y 25 minutos.

Según la agencia estatal Xinhua, el C919 ya ha entrado en la etapa de vuelos intensivos, previa a la certificación final

En total, explicó el desarrollador, seis prototipos del avión llevarán a cabo estas misiones de vuelos de prueba intensivos en lo que supone una “etapa clave de verificación para validar el diseño y desempeño del avión”.

Hasta la fecha, y según datos de la agencia, Comac ha recibido pedidos por 815 aparatos para 28 clientes de todo el mundo, si bien la mayoría corresponden con aerolíneas chinas, especialmente Air China, China Southern y China Eastern.

[Para leer más: ¿Por qué los aviones tiene que volar a más de 10.000 metros?]

Retrasos en el programa

Tras la decepción del primer modelo de Comac, denominado ARJ21, de 90 asientos y fuertemente criticado por presentar problemas como ruidos y sobrepeso, además de una tecnología obsoleta que difícilmente puede competir con modelos de Embraer o Bombardier, que operan en este segmento, las esperanzas están puestas en el C919.

Junto a Rusia, Comac trabaja en otro avión de doble pasillo con capacidad para 280 pasajeros y alcance de 12.000 km

Según explicó a BBC el analista de aviación Shukor Yusof, de Endau Analytics, “no debemos subestimar la capacidad china para penetrar en los mercados”. Y es que, además, Comac cuenta con el respaldo del Estado, que considera prioritario colocarse en la industria aeronáutica y llegar a desafiar a los grandes del sector.

Expertos como Yusof consideran que es cuestión de tiempo que el actual panorama, dominado por el duopolio europeo-estadounidense, cambie para dar lugar a un tercer actor que “probablemente será China”.

De la misma opinión es el presidente de Aernnova, Iñaki López Gandásegui, que señaló el pasado marzo que China es “un gran jugador potencial. En unos años volaremos en aviones chinos”.

Con su movimiento, la española Aernnova, que cuenta con 4.700 empleados y factura unos 680 millones de euros al año, según Expansión, lidera la penetración de la ingeniería española en China, donde pretende consolidarse como socio para el desarrollo del C929, otra aeronave que Comac desarrolla en asociación con Rusia. En este caso, un avión de fuselaje ancho con capacidad para 280 pasajeros y un alcance de hasta 12.000 km.

Otros clientes de Aernnova son Airbus, Boeing y Embraer.