El Boeing 797 vuelve a la casilla de salida

Boeing quiere hacer borrón y cuenta nueva con el B797. Foto: Boeing

El Boeing 797 vuelve a la casilla de salida

Desplazado por la crisis del B737 MAX, el consejero delegado de Boeing dijo que el programa del futuro B797 se debe rediseñar desde cero

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

24/01/2020 - 11:08h

Boeing hará borrón y cuenta nueva con el programa del B797, como se conoce al avión del segmento NMA (acrónimo de Nueva Aeronave de Mitad de Mercado). El fabricante aeronáutico tiene otras prioridades, y los retrasos en el lanzamiento han hecho inviable el proyecto inicial.

El nuevo consejero delegado de Boeing, Dave Calhoun, fue muy preciso cuando se dirigió a los periodistas el miércoles sobre este modelo: “Tenemos que encarar un nuevo enfoque. Empezaremos de nuevo, y con una hoja en blanco”.

El CEO de Boeing reconoció que el mercado ha cambiado desde que se comenzó a barajar el proyecto del B797, en el que Airbus ha tomado la delantera

El directivo puntualizó que “las cosas han cambiado un poco”. O sea, el mercado no es el mismo que cuando comenzó a desarrollarse este proyecto, hace un par de años.

Ocupar el segmento intermedio

El proyecto del NMA, conocido de manera informal como B797, es un avión de pasillo doble que ocupará el lugar intermedio entre el B737 y los veteranos B757 y B767, que están siendo retirados de varias aerolíneas.

[Para leer más: Boeing ante el dilema de la década: construir o no el 797]

En carpeta hay dos variantes de este modelo: el B797-6X tendría 228 plazas y una autonomía de 9.260 kilómetros, mientras que el B797-7X podría llegar a los 7.778 kilómetros.

Cambios en los planes iniciales

La hoja de ruta inicial era presentar al B797 en la feria aeronáutica Paris Air Show a mediados del año pasado.

Además de los lógicos retrasos por diseñar y construir un avión desde cero (sería el primer modelo totalmente nuevo desde el B787 Dreamliner, lanzado en 2004), la brújula de Boeing cambió radicalmente de dirección con los accidentes del B737 MAX y la crisis que se desató por la prohibición de volar, la caída de ventas y la paralización de la producción de este modelo.

Traslado de ingenieros

Con este panorama, las prioridades cambiaron y muchos ingenieros dedicados al desarrollo del B797 fueron trasladados para solucionar los problemas del B737 MAX, sobre todo los relativos al sistema de navegación MCAS, señalado como responsable de los accidentes de Indonesia y Etiopía.

Muchos ingenieros que estaban dedicados al desarrollo del B797 fueron convocados para solucionar los problemas del B737 MAX

El terremoto en Boeing también impactó en el lanzamiento del B777X, que incluso atravesó varios problemas técnicos de sus motores y en las pruebas de estrés y carga. Se esperaba que este avión de doble pasillo realice su primer vuelo de prueba este jueves, pero fue postergado por razones climáticas.

Airbus aprovechó el momento

Mientras Boeing buscaba una salida a su laberinto, Airbus no perdió el tiempo y presentó en la feria de París el A321XLR, el modelo de largo radio de su familia de aviones más exitosa.

[Para leer más: Airbus mira con desdén al B797: “no hay mercado suficiente”]

El suceso comercial fue inmediato, y sedujo a las mayores operadoras de EEUU, como American Airlines y United Airlines, grandes clientes de Boeing.

Buscar otro enfoque

Calhoun dijo que la compañía tiene que cambiar el enfoque del B797: “tenemos que rediseñar la filosofía del sistema de navegación antes de hablar del diseño del avión”, dijo.

De esa manera, el CEO advierte que no se tolerarán fallos como está ocurriendo con el sistema MCAS con el B737 MAX, y puntualizó que la compañía tampoco puede perder de vista al mercado chino, donde el fabricante norteamericano está perdiendo terreno frente a Airbus debido a la guerra comercial entre Washington y Pekín.