El coronavirus da alas al nuevo vuelo más largo del mundo

Nunca antes un Boeing 787-9 había volado tan lejos. Foto: Air Tahiti Nui

El coronavirus da alas al nuevo vuelo más largo del mundo

La aerolínea Air Tahiti Nui voló 15.700 kilómetros de Papeete a Paris debido a que no podía hacer escalas en EEUU por la epidemia del Covid-19

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

17/03/2020 - 10:58h

Una pequeña compañía de la Polinesia francesa batió un triple récord este domingo, y en gran parte fue por el coronavirus. Air Tahiti Nui voló desde su base en Papeete a Paris en 16:14 horas, un trayecto de 15.713 kilómetros que superó al que se considera como el vuelo comercial más largo del mundo: el Singapur-Newark, que es de 15.343 kilómetros.

El segundo récord es que jamás un Boeing B787-9 Dreamliner había realizado un trayecto tan largo. De hecho esta aeronave de doble pasillo de Boeing está preparada para realizar trayectos de hasta 14.200 a 15.200 kilómetros.

[Para leer más: Qantas inicia las pruebas del vuelo más largo del mundo]

Y el tercero es que es el vuelo doméstico más largo jamás realizado. ¿Doméstico? Sí, porque Tahití es considerado territorio de ultramar de Francia, y sus residentes tienen la nacionalidad del país galo. O sea, presenta el mismo estatus que una conexión desde París a Toulouse o Marsella.

El coronavirus fue el aliado inesperado

Este inesperado récord se gestó debido a las restricciones de vuelos por la epidemia del coronavirus que están llegando como un aluvión en todo el mundo.

Debido a que el vuelo TN64 no podía hacer escala en EEUU, la aerolínea decidió que haga el viaje de Papeete a Paris sin escalas

Para el trayecto TN64 la aerolínea polinésica suele realizar escalas en Los Ángeles, pero debido a la prohibición del gobierno de EEUU de que compañías extranjeras aterricen en sus aeropuertos, la compañía decidió que el avión vuele directamente hacia París.

El vuelo TN64 no pudo hacer escala en EEUU. Fuente: Flightradar24

El vuelo TN64 no pudo hacer escala en EEUU. Fuente: Flightradar24

 

Los detalles claves

Hay un par de detalles importantes que permitieron esta hazaña aérea. Una fue que los pilotos aprovecharon las corrientes de chorro, conocidas como jet stream, para volar más veloces y consumiendo menos combustible.

[Para leer más: ¿Por qué los aviones vuelan más rápido hacia el Este?]

Debido a las corrientes de viento que se encuentran a más de 10.000 metros de altura, los aviones pueden volar hasta 300 km/h más rápido, y por más que cubran una distancia global mayor, pueden tener una mayor autonomía.

El otro punto clave es que el avión volaba con la mitad de pasajeros que suele hacerlo. Los B787-9 de Air Tahiti Nui tienen una capacidad de 294 pasajeros, pero según el medio local TNTV ese vuelo transportó a menos de 150 viajeros el domingo 15.

Un punto importante es que el avión de Air Tahiti Nui voló con la mitad de los pasajeros que suele hacerlo habitualmente

En caso de que el avión hubiera estado con todas sus plazas llenas, difícilmente hubiera podido realizar un trayecto superior a los 14.500 kilómetros.

air tahiti nui 1

La aerolínea de Tahití cuenta con cuatro B787-9 en su flota. Foto: Air Tahiti Nui

¿Y el regreso?

Para el viaje de vuelta las corrientes de chorro soplan en contra de la aeronave. Por lo que estará obligada a realizar las escalas programadas.

Para la ruta Paris-Papeete los B787-9 suelen cargar combustible en Vancouver o Guadalupe. Pero dado que Canadá también está por cerrar su espacio aéreo a aerolíneas de otros países, lo más probable es que las escalas se hagan en la pequeña isla caribeña, que también es de soberanía francesa.

Si en un futuro cercano las restricciones se levantan y la compañía vuelve a volar en su total capacidad, tampoco podrá repetir la hazaña. El peso total de la aeronave se lo haría imposible.

Pero dentro de la crisis por el coronavirus, un poco de suerte ayudó a esta pequeña aerolínea del Pacífico Sur a batir un triple récord que jamás olvidará.