El Gobierno italiano inyecta 600 millones de euros en Alitalia

El Aeropuerto de Roma-Fiumicino es propiedad de Atlantia, que también ha comprado una participación en el de Bolonia. EFE

El Gobierno italiano inyecta 600 millones de euros en Alitalia

El Consejo de Ministros nombra a tres administradores para salvar de la quiebra a la aerolínea

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

02/05/2017 - 19:29h

El Gobierno italiano ha nombrado este martes los tres administradores que deberán elaborar un plan que salve de la quiebra a la aerolínea Alitalia y ha concedido a la compañía un préstamo de 600 millones de euros para asegurar su operatividad en los próximos seis meses.

El Consejo de Ministros ha aprobado para ello dos decretos: con uno establece una "administración extraordinaria" con tres administradores para gestionar Alitalia durante seis meses y otro con un préstamo de 600 millones para garantizar su continuidad en ese plazo de tiempo. 

Los nuevos administradores son Luigi Gubitosi, exdirector de la televisión pública RAI; Enrico Laghi, excomisario de la siderúrgica ILVA, y el técnico Stefano Paleari, profesor universitario y experto en el sector del transporte aéreo.

El Ministerio de Economía ha aprobado un crédito puente de 600 millones de euros concordado con la Unión Europea y destinado a garantizar la continuidad de la aerolínea en los seis meses que, según una ley de 2003, deberá durar la gestión de los comisarios. El primer ministro Paolo Gentiloni ha aclarado en rueda de prensa que el objetivo del préstamo es "responder a las exigencias de continuidad y mantenimiento" de una aerolínea que calificó de "patrimonio" pero excluyó cualquier tipo de nacionalización.

"La nacionalización de Alitalia ha estado excluida desde el primer momento y la rechazamos también ahora", ha zanjado. El ministro de Desarrollo Económico, Carlo Calenda, que ha nombrado a los administradores, ha dicho que los 600 millones prestados es "el máximo que hoy día es posible desembolsar" y que Alitalia, tras la labor de los administradores, deberá "abrirse a nuevos compradores".