El polémico Boeing 737 MAX vuelve a volar

Los técnicos de la FAA se pondrán al mando de un Boeing 737 MAX-7. Foto: Boeing

El polémico Boeing 737 MAX vuelve a volar

El B737 MAX realizará los primeros vuelos de prueba supervisados por la FAA. Este avión de pasillo único permanece en tierra desde hace 15 meses

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

29/06/2020 - 10:41h

Boeing ve la luz al final del túnel en la crisis del B737 MAX. Este avión, que tiene prohibido operar desde hace 15 meses, volverá a volar desde este lunes. No serán vuelos comerciales, sino que se trata de pruebas supervisadas por la Administración Federal de Aviación de EEUU (FAA), organismo que tiene que dar la luz verde final para su regreso a los cielos.

El B737 MAX fue obligado a quedarse en tierra en marzo del año pasado, tras dos accidentes mortales registrados con cinco meses de diferencia. El primero fue en Indonesia en octubre de 2018 y el segundo en Etiopía en febrero de 2019. Entre ambas tragedias se registraron 346 víctimas. Y se desató la crisis.

Una crisis tras otra

Al veto de volar se le sumó la caída en las órdenes de compra de este modelo, que fue el que más rápido se vendió en la historia de Boeing. Esta situación llevó a la paralización de la fabricación del avión de pasillo único en diciembre, aunque en mayo las fábricas volvieron a funcionar, aunque a un menor ritmo que antes.

La crisis del B737 MAX causó un agujero económico superior a los 16.600 millones de euros a Boeing

El tsunami que causó este avión arrasó con la cúpula de Boeing, y para colmo, los planes de obtener la certificación de la FAA fueron interrumpidos por la llegada del coronavirus, que acentuó la crisis comercial de la compañía.

Boeing espera que el B737 MAX pueda volver a volar a fin de año. Pero la última palabra la tienen los organismos reguladores. Foto: Boeing

Boeing confía en que la FAA de su autorización final en septiembre. Foto: Boeing

[Para leer más: Boeing recupera las esperanzas con el B737MAX (pero con cuentagotas)]

Entre las cancelaciones de ventas, las indemnizaciones a los familiares de las víctimas y la ralentización en la cadena de producción la factura del B737 MAX llega a los 16.630 millones de euros. Y la cifra sigue creciendo.

Cómo serán los vuelos de prueba

Tras meses rediseñando el sistema de software MCAS, los pilotos de la FAA tomarán los mandos de un Boeing 737 MAX-7 para realizar vuelos de prueba durante tres días. El laboratorio será el espacio aéreo de Seattle, e incluirán “una amplia gama de maniobras de vuelo y procedimientos de emergencia, para permitir que la agencia evalúe si los cambios cumplen con los estándares de certificación de la FAA”, precisó este organismo en un correo electrónico enviado al comité de supervisión del Senado y la Cámara de los Representantes, informa EFE.

Los vuelos de prueba se realizarán durante tres días en el estado de Washington, y un B737 MAX-7 será conducido por pilotos de la FAA

También hay programados aterrizajes y despegues en el aeropuerto de Moses Lake, en el estado de Washington, y una serie de vuelos a lo largo de la costa del Pacífico, comprobando la eficacia del sistema de navegación frente a diferentes situaciones climáticas.

La crisis del B737 Max acaba finalmente con su producción. Foto: EFE | EPA.

Más de 350 B737 MAX se acumulan en los aeropuertos. Foto: EFE | EPA.

La larga preparación de Boeing

Para llegar a estos vuelos con la FAA los ingenieros de Boeing pasaron “cientos de horas” dentro de los simuladores de la compañía en la ciudad de Renton, y realizando vuelos de prueba con un B737 MAX-7 desde las instalaciones del fabricante.

[Para leer más: La maldición del Boeing 737 MAX continúa un año después]

Pero la FAA advirtió que todavía falta un largo camino por recorrer. El administrador del organismo, Steve Dickson, dijo que participará en los vuelos de prueba para realizar sus evaluaciones.

Si todo sale bien, la agencia norteamericana tiene que analizar las nuevas políticas de entrenamiento para los pilotos, entre otras pruebas y controles.

Según indicaron fuentes del organismo a Reuters, la aprobación de la FAA no llegaría antes de septiembre, pero oficialmente no hay ninguna fecha en la mesa para el regreso del B737 MAX a los vuelos comerciales.