El cierre de la pista principal complica la vida a El Prat

La pista principal de El Prat estará cerrada hasta el 25 de noviembre.

El cierre de la pista principal complica la vida a El Prat

La reorganización de las operaciones por el cierre de la pista principal lleva a que los vuelos operen con una demora media de 30 minutos

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

12/11/2018 - 17:47h

El aeropuerto de Barcelona-El Prat vive un lunes complicado, por una alta tasa de demoras en su operatividad. Según estadísticas de Flight Radar 24 la terminal catalana registra una operatividad con 30 minutos de retraso de media, y casi el 20% de los vuelos salieron con más de 50 minutos respecto al horario original.

De los 265 vuelos operados entre las 4:30 y las 16:00 horas, el 86% tuvo demoras, indican las estadísticas de este portal. Este índice había superado al 95% poco después del mediodía, pero luego los registros fueron mejorando.

De estas operaciones, por lo menos 46 (el 17,3%) vuelos tenían demoras de más de 50 minutos. Entre los que más retrasos registraron son el vuelo AA67 de American Airlines a Nueva York (3,48 horas), los de Vueling VY8008 con destino a París (3,14 horas), VY6600 a Palermo (2,24 horas) y VY2472 a Lanzarote (1,57 horas); el W66418 de Wizz Air a Kutaisi-Georgia (2,03 horas) y el RO422 a Bucarest (1,55 horas), entre otros.

La pista principal, cerrada

Fuentes de Aena consultadas por Cerodosbé no pudieron precisar la raíz de los retrasos, pero recordaron que la pista principal está cerrada desde el 6 de noviembre hasta el 25 de este mes por las obras de perforación del túnel ferroviario que llegará a la Terminal 1.

Durante ese período El Prat opera con las otras dos pistas, aunque el pasado fin de semana tuvo que recibir y despegar vuelos en una sola de ellas, por problemas ocasionados por el viento, lo que también provocó numerosas demoras.

 

 

La futura conexión entre la T1 y la T2

En esta fase de trabajos la tuneladora avanzará 300 metros por debajo del aeropuerto, de los que 70 metros centrales corresponden a la pista principal, indicó Adif en un comunicado.

Los trabajos por debajo de la pista principal se detuvieron en abril, cuando la mayor cantidad de operaciones por la temporada de verano obligaron a reabrirla.

La conexión entre las terminales en El Prat es de casi cinco kilómetros, incluyendo un túnel de 3.385 metros. Con el nuevo trazado los convoyes partirán desde la T1, pararán en la T2, y seguirán hasta Barcelona. Hasta Sants el viaje demorará 19 minutos.

Los trabajos están ejecutados en un 80% y el proyecto implica una inversión de 400 millones de euros.