El Prat se prepara para la tormenta perfecta

El temor al caos de 2017 flota en el aeropuerto de El Prat.

El Prat se prepara para la tormenta perfecta

El aeropuerto de Barcelona-El Prat afronta la primer jornada de huelgas de un verano intenso: TCP de Ryanair y taxistas

En plena operación salida, el aeropuerto de Barcelona-El Prat vivirá la primera jornada de huelga de las dos que impactarán en su operatividad. Entre el 25 y 26 de julio se sucederán los paros de los tripulantes de Ryanair y de los taxis en la capital catalana. En la tarde del martes los empleados de handling de Iberia levantaron la medida de fuerza programada para el 27 y 28 de julio, 3 y 4 de agosto.

Para el próximo miércoles y jueves se calcula que la terminal gestionaría el tránsito de casi 350.000 pasajeros, en una de las semanas con más movimiento del verano.

Más de 12.000 pasajeros afectados por Ryanair

En el caso de Ryanair, la aerolínea dispuso la cancelación de 400 vuelos en toda España los dos días de huelga, que podría perjudicar a 100.000 pasajeros.

En cuanto a sus operaciones en El Prat, se suspendieron 33 vuelos desde Barcelona el 25 y otros tantos el dia 26. Teniendo en cuenta que cada B737-800 de la compañía irlandesa tiene una capacidad de 189 asientos (y para esta época el lleno es casi total), al menos unas 12.000 pasajeros serán directamente afectados por esta medida de fuerza.

Negociaciones encalladas

Ryanair aseguró que los pasajeros de los vuelos suspendidos fueron reubicados en vuelos alternativos, o han gestionado el reembolso de sus billetes. “No esperamos que haya más cancelaciones el 25 de julio”, dijo la aerolínea, que recordó que operarán 2.400 vuelos en toda Europa, pese a que la huelga también implica a los tripulantes de Bélgica, Portugal e Italia.

Unos 12.000 pasajeros que pensaban volar desde Barcelona estarán afectados por la huelga de tripulantes de Ryanair

Los sindicatos USO y Sitcpla mantuvieron un cuarto encuentro con los directivos de Ryanair a lo largo del martes, pero sin que se llegue a una solución.

La aerolínea estaba dispuesta a reconocer a los sindicatos como interlocutores para temas laborales (la semana pasada había hecho lo propio con la representación de TCP alemanes Verdi), pero las conversaciones se encallaban cuando se abordaba en la legislación laboral.

Los sindicatos exigen que los tripulantes, así como el resto de la plantilla, estén contratado bajo la legislación española. La aerolínea mantiene a sus trabajadores bajo las leyes irlandesas, y rechazó cambiar de postura.

Sin taxis desde el aeropuerto

El 25 y 26 también pararán los taxistas de Barcelona, por lo que los viajeros que intenten llegar al aeropuerto o salir de él tendrán que recurrir al transporte público, como el tren, el metro o el Aerobús.

El colectivo de taxistas protesta por la postura del Ministerio de Fomento, que es favorable a presentar un recurso contra el reglamento del Área Metropolitana de Barcelona sobre las licencias de vehículos con conductor (VTC).

Si no hay acuerdo entre AMB y Fomento los taxistas demorarán la circulación de los accesos al aeropuerto de El Prat

Los taxistas quieren que se blinde la proporción de una licencia de este tipo de vehículos por cada 30 de taxis.

Durante el miércoles representantes de Fomento mantendrán reuniones con miembros del AMB. En caso de que no haya una solución que conforme a los taxistas, como que el ministerio no se compromete a limitar las licencias de VTC, los conductores planean realizar marchas lentas el jueves 26 con sus vehículos en los accesos al aeropuerto y al puerto de Barcelona.

Los trabajadores de handling de Iberia levantan la huelga

Los trabajadores de los servicios de tierra de Iberia en El Prat levantaron las huelgas programadas para el 27 y 28 de julio, así como el 3 y 4 de agosto.

El cese de la medida de fuerza se produjo tras una reunión de seis horas en la Conselleria de Trabajo de la Generalitat de Cataluña.

El presidente del comité de empresa de Iberia en Barcelona, José Ramírez, dijo que se alcanzó un “punto de confianza” en las negociaciones. Sin embargo, las conversaciones proseguirán el viernes en las instalaciones del aeropuerto de El Prat.

Los 2.000 empleados en la terminal dan servicios de asistencia (handling) a la aerolínea española, así como a Vueling y otras compañías, como Level, American Airlines, Air China y Turkish Airlines.