El retraso del B777X pone en apuros a Lufthansa

Lufthansa es la aerolínea que volará el primer B777X. Foto Lufthansa.

El retraso del B777X pone en apuros a Lufthansa

Lufthansa, que será el primer operador del nuevo B777X, pospone la fecha de su primer vuelo comercial ante las demoras de Boeing

Mar Nuevo

Madrid

05/06/2019 - 12:20h

Con permiso del 797, aún sin fecha de lanzamiento, el 777X es el avión más esperado del momento. Sin embargo, los retrasos acumulados por Boeing tras la crisis del 747 MAX, podrían retrasar su llegada a las aerolíneas. Lufthansa, que será su primer operador mundial, ya prepara un plan b.

De momento, el avión no estará en el Salón Internacional de la Aeronáutica y el Espacio de París-Le Bourget, que se realizará entre el 17 y el 23 de junio, donde el fabricante estadounidense pretendía presentarlo en sociedad.

Boeing mantiene que  el 777X realizará su vuelo del prueba el próximo 26 de junio

[Para leer más: Esta aerolínea será la reina del Boeing 777X]

Aunque ya presentado a los empleados de la compañía, el B777X, el avión más largo del mundo de doble pasillo con dos motores, aún tiene que realizar su primer vuelo.

Pese al compromiso de sus responsables, que mantienen que estará volando a finales de junio con un primer vuelo el día 26 de este mes, la ausencia en el salón de París le restará una oportunidad de cara a las ventas, pues durante este evento Boeing y Airbus muestran a las aerolíneas las innovaciones de sus modelos y negocian sustanciales contratos.

Aerolíneas perjudicadas

Las aerolíneas que ya contaban con el avión, entre ellas Lufthansa, el cliente de lanzamiento del avión, del que tiene pedidas 20 aeronaves, pero también Emirates, con 150 pedidos y la mayor flota de este modelo.

En caso de retraso en las entregas del B777X, Lufthansa planea mantener en servicio sus B747-400, un avión menos eficiente y que costará más en combustible

La aerolínea alemana, sin embargo, no se fía de las fechas que sigue manteniendo Boeing, que contemplan los vuelos de prueba del B777X a mediados de este año y las primeras entregas en el 2020.

Según The Wall Street Journal, Lufthansa contempla un retraso en el programa del B777X, que presentará innovaciones como puntas de las alas plegables y una nueva cabina de clase ejecutiva.

Boeing se negó a aclarar nuevas modificaciones de su calendario y, en declaraciones a Simple Flying, un responsable de la aerolínea dejó la puerta abierta a los retrasos al señalar que “en este momento no tenemos conocimiento de la postergación del calendario de entrega del 777X pero, como una gran aerolínea, podremos reaccionar con flexibilidad ante tal situación”.

En caso de retraso, Lufthansa planea mantener el B747-400 en servicio, un avión menos eficiente y que costará más en combustible puesto que el nuevo modelo de Boeing se jacta de consumir menos queroseno gracias a sus nuevos motores y al empleo de material de carbono en su fabricación.

 

[Para leer más: Emirates pone fecha a la jubilación de sus A380]

La reacción de Emirates

Según el Wall Street Journal, Emirates también contempla retrasar la entrada en servicio de la aeronave que, según el calendario, comenzaría a recibir en junio de 2020.

El CEO de la aerolínea del Golfo, Tim Clark, adelantó esta semana en Seúl que la fecha de entrada en  servicio del avión en 2020 podría ser retrasada por los reguladores nacionales tras los problemas de certificación del 737 MAX.

Por su parte, Boeing sigue manteniendo sus fechas, con un primer vuelo del 777X el próximo 26 de junio que, se estima, servirá de impulso al programa. Si no se identifican problemas, seguirá avanzando para cumplir con las entregas.

Dos de los primeros B777X se encuentran en la fábrica de Boeing en Seattle probando los sistemas en tierra, y otras dos aeronaves están en la etapa final del montaje, aseguró el consejero delegado Dennis Muilenburg. “Todavía seguimos con el objetivo de volar el año que viene”, añadió.