El tráfico aéreo mundial ralentiza su crecimiento por el terrorismo

Tony Tyler, consejero delegado de IATA

El tráfico aéreo mundial ralentiza su crecimiento por el terrorismo

En junio, en Europa el volumen de pasajeros apenas ha aumentado el 2,1%. El brexit y la situación de Turquía también lastran los resultados

Equipo Cerodosbé

Barcelona

07/08/2016 - 17:16h

Cada vez se vuela más y hay más ofertas de destinos y conexiones, sí, pero el ritmo se está frenando. Y las causas se encuentran en la fragilidad del panorama económico, la inestabilidad política en Europa tras el “brexit” o el golpe de Turquía, pero sobre todo, por “la ola de ataques terroristas”.

El que ofrece este análisis es Tony Tyler, consejero delegado de IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo, por sus siglas en inglés). Si bien el tráfico mundial de pasajeros ha subido un 5,2% en junio, y creció un 0,3% respecto a mayo, para Tyler la tendencia está siendo “moderada” desde enero.

Por ahora Tyler prefiere no arriesgarse demasiado y dice que es “demasiado pronto” para determinar si los últimos ataques terroristas, como el de Niza y Estambul, habrán impactado negativamente en los viajes aéreos a largo plazo. En todo caso, habrá que esperar a las estadísticas semestrales de diciembre para ver la tendencia.

En Europa el crecimiento de pasajeros se frena

De todas las regiones, Europa ha quedado en el furgón de cola en cuanto al crecimiento del volumen de pasajeros: sólo se ha expandido un 2,1%, con un factor de ocupación del 83,3%, un 1,1 puntos porcentuales menos que en junio de 2015.

El mayor crecimiento ha sido el de Latinoamérica, que si bien tiene perspectivas de recesión en el horizonte, ha crecido un 8,8% su mercado. Para Tyler, las aerolíneas de la región “parecen estar superando la debilidad” del primer trimestre.

Muy cerca estuvo la región de Asia y Pacífico, con un 8,2% más de pasajeros en los vuelos internacionales, aunque se evidencia una ralentización del impulso que estaba teniendo en los primeros meses.

En Oriente Medio, se registró una caída del 7,5% en el número de pasajeros, con un factor de ocupación de casi el 70%. Más allá del cuadro de inestabilidad política, también cabe recordar que durante junio los musulmanes han celebrado el Ramadán, un período que suele tener un impacto negativo sobre la demanda.

Y Estados Unidos y África las aerolíneas crecieron un 4,7%, respectivamente, aunque la ocupación es muy distinta: en el país norteamericano se sitúa en el 83,3%, pero en el continente se encuentra en el 64,4%.