Emirates salva la vida al A380

El Airbus A380 de Emirates.

Emirates salva la vida al A380

Emirates compra 36 Airbus A380, y evita que el gigantesco avión deje de fabricarse por el desinterés de la mayoría de las aerolíneas

Equipo Cerodosbé

Barcelona

18/01/2018 - 12:12h

El lamento de Airbus ha surtido efecto: el A380 se seguirá fabricando gracias al salvavidas que le ha lanzado Emirates. La aerolínea del Golfo Pérsico ha encargado 36 aeronaves por un valor de 13.095 millones de euros, de las que 20 son pedidos en firme y otras 16 son órdenes de compra. Las aeronaves comenzarán a entregarse en 2020.

Con este nuevo pedido el programa A380 continuará por al menos diez años más. Por parte de Emirates, su flota de estos aviones llegará a las 178 unidades, que habrán implicado una inversión de más de 49.000 millones de euros. Esta aerolínea es la principal cliente de este modelo: uno de cada dos A380 que surcan los cielos pertenece a esta línea aérea.

El programa del A380 estaba camino a su cierre si Emirates no renovaba su interés

Varios desacuerdos entre la aerolínea y el consorcio europeo habían puesto en peligro de muerte al programa del A380. El año pasado Airbus no vendió ninguna unidad de este modelo y le quedaban 95 aparatos por ser entregados. Pero con estas perspectivas, si se perdía a Emirates como comprador, Airbus se vería obligado a dejar de fabricarlo, había dicho el jefe comercial de Airbus, John Leahy.

El gigante de los cielos

El programa del A380, que puede transportar más de 500 pasajeros en su configuración estándar, fue lanzado a finales del 2000, y su primer vuelo de prueba tuvo lugar en abril de 2005. El objetivo era crear una aeronave que pudiera responder a las perspectivas de saturación de los aeropuertos de las grandes metrópolis mundiales.

Cada aeronave cuesta 363 millones de euros, pero la mayoría de las aerolíneas prefieren aviones más pequeños (como el A350 del propio Airbus o el 787 de Boeing), pero que son mucho más eficientes en términos de consumo de carburante. Además tienen una ventaja de peso sobre el A380: sólo cuentan con dos reactores, y no cuatro como el gigantesco avión.