Emirates pierde la ruta a México que nunca tuvo

Emirates pretendía que Barcelona sea la escala de una nueva ruta entre México y Dubái.

Emirates pierde la ruta a México que nunca tuvo

El gobierno de Peña Nieto bloquea la conexión Barcelona-México que Emirates quería ofrecer antes de fin de año

Emirates no podrá ofrecer la ruta Dubái-Barcelona-México, que implicaba el regreso de la conexión directa al país americano. La aerolínea del Golfo pretendía operar la conexión antes de que termine el año, pero el gobierno de Enrique Peña Nieto negó el permiso para gestionarla.

La noticia de las intenciones de Emirates se conocieron a mediados de marzo, pero sin tener la confirmación oficial del gobierno mexicano para poder volar entre las tierras aztecas y Barcelona, como escala hacia los vuelos a Dubái.

Debido a que Emirates es una aerolínea de un tercer país, para poder operar entre México y Barcelona necesitaba un permiso que se conoce como “quinta libertad”, que debía se otorgada por la Dirección General de Aviación Civil mexicana.

Veto del gobierno mexicano

Según informa La Vanguardia, el director del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo, Darío Flota, anunció que el presidente Enrique Peña Nieto había puesto el veto a los planes de Emirates.

Aeroméxico presionó al gobierno de Peña Nieto para volar en exclusiva a la capital catalana.

En la decisión ha pesado la influencia de Aeroméxico, la ex aerolínea de bandera que comunicó su intención de recuperar la ruta directa a Barcelona, abandonada en 2012 por falta de rentabilidad comercial.

Presión de Aeroméxico

Flota reconoció que Aeroméxico presionó al gobierno de Peña Nieto para volar en exclusiva a la capital catalana.

En el juego de intereses también se encuentra Delta, el mayor accionista de Aeroméxico (privatizada en 2007), con el 38% del capital social de la compañía. La aerolínea norteamericana no quiere perder un centímetro de mercado de compañías del Golfo como Emirates, a quienes acusa de distorsionar el mercado.

España había dado su aprobación

El gobierno español había dado luz verde a esta ruta, como había sido anunciado en su momento por el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, tras reunirse con el vicepresidente de la aerolínea, Salem Obaidalla.

La intención de Emirates era ofrecer un vuelo diario entre Barcelona y México, y las dos conexiones entre Cataluña y Dubái sumarían una tercer frecuencia. La aerolínea oriental calculaba que el enlace podía beneficiar a 150.000 pasajeros.

Qué propone Aeroméxico

En el caso de Aeroméxico, el plan es operar con cuatro frecuencias semanales con los Boeing 787-8 y 787-9 Dreamliner, que se utilizan en la ruta entre México y Madrid. La fecha de partida del primer vuelo será el 1 de noviembre.