Emirates retoma los planes para la ruta Barcelona-México

Emirates es el mayor operador mundial de aviones A380. Y su modelo de negocio es exitoso.

Emirates retoma los planes para la ruta Barcelona-México

Emirates relanza su propuesta de unir a la Ciudad de México con Barcelona tras un acuerdo con las autoridades del país norteamericano

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

26/12/2018 - 18:00h

El Gobierno de México abre la puerta al plan de Emirates de volar todos los días de la semana entre ese país y Barcelona, propuesta que había desechado hace cuatro meses.

Las autoridades de los Emiratos Árabes Unidos llegaron a un nuevo acuerdo con la Secretaría de Comunicación y Transporte de México, para establecer una nueva conexión directa entre la capital de ese país y el aeropuerto catalán a través de la denominada ‘quinta libertad’.

Este es un acuerdo que permite que algunas rutas directas entre dos naciones (que serían México y España) puedan ser operadas por aerolíneas de terceros países (en este caso EAU).

Siete vuelos semanales

“Las negociaciones están avanzadas con las autoridades mexicanas y una vez que los responsables aeronáuticos aprueben las operaciones diarias planificaremos el servicio comercial”, confirmó un portavoz de Emirates a The National.

En un principio las autoridades mexicanas habían propuesto a Emirates realizar tres vuelos semanales, lo que la aerolínea de Golfo descartó porque no le era viable económicamente frente a la inversión que tenían que emprender para esta ruta. Su plan solo era posible con vuelos diarios.

Refuerzo de Barcelona como hub

La idea de la compañía aérea es que Barcelona sea un puente entre Dubái y la Ciudad de México. Además serviría para impulsar a la ciudad condal como un hub de referencia entre Oriente Medio y Europa, frente a la consolidación que tiene Madrid-Barajas como nudo de conexión con Latinoamérica.

Entre México y Barcelona hay más de 143.000 pasajeros indirectos por año

Además servirá para atender a la alta demanda de interesados que quieren volar directamente entre Barcelona y México. Según un estudio del Comité de Rutas de Barcelona-El Prat entre la capital catalana y ese país norteamericano hubo 143.136 pasajeros indirectos, ruta que tuvo un incremento del 11% anual en los últimos sete años. Muchos de ellos son turistas interesados en la oferta de cruceros que parten desde el puerto barcelonés.

Las negociaciones recién comienzan

El acuerdo entre Emirates y el Gobierno mexicano será largo. Entre los puntos a resolver están las mejoras del aeropuerto Benito Juárez para atender a nuevas demandas de operaciones y asignaciones de slots, para otorgar los horarios de aterrizaje y despegue que necesitaría la aerolínea árabe.

Emirates podría usar los nuevos Boeing 777X, que recibirá en 2020, para operar la ruta directa Barcelona-Ciudad de México

En un primer momento las autoridades mexicanas habían ofrecido esperar a que se inaugure el nuevo aeropuerto que se construye en la capital, pero las indecisiones de la nueva administración de Andrés López Obrador sobre las obras descartan esta alternativa.

Si se concreta la ruta Emirates volaría con los nuevos Boeing 777X, que la aerolínea espera incorporarlos en 2020. Dado que el aeropuerto de México se encuentra a 2.250 metros de altura el uso de estos aviones les permitiría reducir el elevado consumo de combustible que requieren los despegues.

¿Qué hará Aeroméxico?

Lo que cabrá esperar es la reacción de Aeroméxico. Cuando se conocieron los planes de Emirates anunció que no retomaría la ruta México-Barcelona que había dejado de operar en 2012 porque no era viable económicamente.

Cuando Emirates desistió de su proyecto puso sobre la mesa su propuesta de regresar a la ciudad condal, aunque no precisó ningún plazo. Pero si el acuerdo de la aerolíneas dubaití llega a buen puerto, Aeroméxico tendría muy difícil competir con una ruta directa.