Esta es la jugada de Airbus para operar el vuelo más largo del mundo

Airbus asegura que no necesita adaptar el A350-1000 para conquistar el Proyecto Amanecer de Qantas. Foto: Airbus

Esta es la jugada de Airbus para operar el vuelo más largo del mundo

Airbus asegura que no le hace falta modificar al A350-1000 para quedarse con el Proyecto Amanecer de Qantas. ¿Cómo hará para volar 20 horas sin parar?

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

18/10/2019 - 19:02h

Airbus nunca había confirmado oficialmente cuál era el avión que preparaba para seducir a Qantas, que busca una aeronave para volar sin escalas entre Sídney y Nueva York. Se barajaba que estaba preparando una versión de ultra largo radio del A350-1000, como hizo con el -900 ULR, pero el fabricante tiene otros planes.

Según declaró la responsable de marketing de esa aeronave Marisa Lucas-Ugena a Runway Girl Network, Airbus presentará el A350-1000 como el avión que Qantas necesita para su Proyecto Amanecer.

[Para leer más: Qantas inicia las pruebas del vuelo más largo del mundo]

Y la sorpresa es que no será una adaptación de ultra largo radio como su hermano menor, sino que será el mismo tipo de avión que operan aerolíneas como Cathay Pacific, Qatar Airways, Finnair o Singapore Airlines.

Mejoras en el A350-1000

Estamos aceptando este desafío con el A350-1000, que es un avión con una alta versatilidad. Para el 2022 seremos capaces de transportar a 380 pasajeros en un viaje de 16.110 kilómetros”, dijo Lucas-Ugena.

De los 14.000 kilómetros actuales, Airbus trabaja para que el A350-1000 pueda volar 1.300 kilómetros más y transportando a 380 pasajeros

La directiva precisó que Airbus trabaja en mejoras de este avión, el más moderno de mundo, que le permita incrementar el peso máximo del despegue (MTOW), y así alcanzar esa autonomía.

Actualmente puede llegar a las 316 toneladas, pero la ejecutiva no precisó en cuánto se podría ampliar.

O más carga o más combustible

Lucas-Ugena aseguró que para superar los 16.000 kilómetros no necesitarán tanques de combustible extras. Al incrementar el peso máximo de despegue, explicó, es que haya un margen para que el avión pueda transportar más carga o combustible, según las exigencias de los clientes.

En el caso de Qantas, si la pretensión es volar más lejos que ninguno, pues puede aprovechar esta alternativa para disponer de más combustible.

Las mejoras en el A350-1000 puede alcanzar para volar entre Nueva York y Sídney por el Pacífico, pero no para llegar a Londres sin escalas

Airbus había sido muy reservado sobre la mejoras al A350-1000, pero ahora Lucas-Ugena reconoció que hay cambios para potenciar sus prestaciones. Por ejemplo, que de los 14.800 kilómetros con que este avión se presentó al mercado que ahora puedan ampliarlo en 1.300 kilómetros adicionales.

Lo que busca Qantas

Pero a pesar de la confianza de Airbus, todavía no llega a lo que Qantas necesita: la distancia entre Sídney y Nueva York-JFK es de 16.012 kilómetros a través del Pacífico, pero entre la mayor ciudad australiana y Londres es de 17.000 kilómetros.

¿Cómo puede alcanzar esa distancia? Quizás la clave esté en la configuración de la cabina.

La clave

Sería muy raro que Airbus pretenda tener más plazas que las demás compañías que operan el A350-1000. Por ejemplo, British Airways puede transportar a 331 pasajeros en tres clases, Cathay Pacific llega a los 334 y Virgin Atlantic apenas uno más, 375 viajeros.

Si Qantas quiere maximizar el rendimiento económico de los vuelos de ultra largo radio, debería dar otorgar más plazas de business y económica premium. Además, plantear un vuelo superior a las 18 horas en un asiento de clase económica sería muy difícil de soportar.

Lo más probable es que Qantas tenga una configuración de 250 a 300 pasajeros en la cabina

Por ello, los medios especializados especulan que la configuración más realista sea de unos 250 a 300 pasajeros, tomando los ejemplos de Qantas con el B787-9, que tiene 236 plazas en su ruta de Perth a Londres, Virgin Atlantic, con 258, o Air Canada con 298.

Con esa distribución Airbus puede presentar un avión con más capacidad de carga de combustible para que la aerolínea rompa su récord. Y debido a su versatilidad, también puede ser usado con eficacia en trayectos más cortos, como los que van desde Sídney o Melbourne a Hong Kong, Tokio o Singapur.