Así afectará el brexit a nuestros viajes en avión

El sector aeronáutico es uno de los más perjudicados por un brexit duro.

Así afectará el brexit a nuestros viajes en avión

El brexit es inminente, y ante la falta de acuerdo el mercado aeronáutico y los pasajeros acusarán el impacto

Business Insider España

Barcelona

01/09/2019 - 11:00h

Mientras la amenaza de un brexit sin acuerdo, o brexit duro, se cierne sobre Reino Unido y la UE, cada vez parece más inevitable que la aviación comercial europea y global afronte una grave convulsión.

Por suerte para los viajeros, los peores escenarios posibles han sido evitados. No obstante, parece inevitable que los pasajeros y el sector en general sufran las consecuencias.

Qué pasará con los vuelos con origen o destino en Reino Unido el día del brexit

El día del brexit se ha pospuesto en varias ocasiones mientras los líderes políticos intentaban llegar a un acuerdo, pero en la víspera de la fecha inicial de salida de Reino Unido de la UE, en marzo, había preocupación por su impacto inmediato en el transporte aéreo, incluyendo los vuelos que estarían volando a medianoche.

[Para leer más: IATA alerta: el brexit causará un colapso en los cielos europeo]

El complejo conjunto de acuerdos que rige los aterrizajes y las salidas de las aerolíneas que operan a un aeropuerto extranjero hizo que inicialmente no quedase claro si las aerolíneas podrían continuar volando desde Reino Unido.

Los vuelos entre ciudades británicas y de los países comunitarios serían una duda, como los trayectos entre Reino Unido y otros países. Al igual que en los acuerdos comerciales, los derechos de aviación británicos se han regido por leyes de la UE. ¿Se podría negar el aterrizaje en Reino Unido a vuelos que ya están en curso? ¿Podría forzarse a un avión a dar la vuelta o desviarse de su destino?ç

british aviones
La operatividad de las aerolíneas británicas en la UE eran uno de los puntos claves del brexit.

Afortunadamente, esa ambigüedad no será un problema en el próximo día del brexit. Antes de la fecha límite de marzo, la UE aprobó un Plan de Acción de Contingencia ante un brexit sin acuerdo que, entre otras cosas, asegura la conexión aérea básica entre la UE y Reino Unido, al igual que con el resto del mundo.

"Esto es en interés de todos, porque que los vuelos no puedan despegar sería catastrófico", ha asegurado a Business Insider Chrystel Erotokritou, asesora legal del grupo de defensa de los derechos de los pasajeros AirHelp.

"Reino Unido tiene la red de aviación más grande de Europa y la tercera más grande del mundo. Hay 200 millones de personas que vuelan desde y hacia Reino Unido cada año", agregó.

El Plan de Acción de Contingencia asegura que, aunque haya un brexit sin acuerdo, se garantice la conexión aérea entre el Reino Unido y la UE 

Respecto a los vuelos directos entre Reino Unido y los países extracomunitarios, ya existen acuerdos con la mayoría de ellos.

"Reino Unido ha firmado más de 100 acuerdos bilaterales de servicio aéreo con otros países", dijo Erotokritou, "que permiten a las aerolíneas británicas y extranjeras operar vuelos entre Reino Unido y esos países".

A corto plazo, los vuelos deben continuar con una interrupción mínima.

El plan de contingencia tiene fecha de caducidad

"A corto plazo, que suele ser un mes, no pasará mucha cosa", asegura Andrew Charlton, director gerente de Aviation Advocacy, una compañía de consultoría estratégica y asuntos gubernamentales con sede en Suiza.

Sin embargo, el plan de contingencia establece solo un periodo de 12 meses para que los vuelos continúen, y después de nueve meses, la UE y Reino Unido ya no reconocerán algunas licencias de aviación y de pilotos emitidas por la otra parte.

Efectivamente, eso significa que habrá que implementar un nuevo acuerdo mucho antes de la fecha límite, ya que puede llevar más de medio año resolver los detalles de un acuerdo.

El aeropuerto de Heathrow gestionará 130 millones de pasajeros en las próximas décadas.
Un brexit sin acuerdo puede impactar en la industria aérea en el mediano plazo.

"Siete meses es todo lo que tienen que hacer para negociar un nuevo acuerdo", señala Charlton a Business Insider en una entrevista telefónica.

"Así, el corto plazo está bien, pero el medio plazo es un poco misterioso, porque necesitarán renegociar", añade Charlton.

Después de nueve meses, la UE y Reino Unido no reconocerán algunas licencias de aviación y de pilotos emitidas por la otra parte

"Solo por parte de Reino Unido y EE.UU. se ha negociado un acuerdo provisional para que sirva de puente, pero hay muchas áreas concretas donde podría haber algunos problemas concretos".

Para los pasajeros, al menos, muchos de los puntos más concretos que surgen cuando se ponen en marcha las normas básicas de conectividad aérea no deberían tener prácticamente ningún efecto en ellos.

"Muchos problemas siguen sin resolverse y son confusos para los consumidores en general en Europa. Sin embargo, para los pasajeros, la situación es bastante buena", destaca Erotokritou.

[Para leer más: ¿Cómo nos afecta el brexit a los viajeros?]

"Después del día del brexit, los pasajeros que viajen de Europa a Reino Unido tendrán derecho a una compensación, al igual que aquellos vuelen de Reino Unido a la UE debido a la decisión de Londres de adoptar la regulación de la UE, llamada EC261, que protege a los pasajeros".

El impacto de un brexit sin acuerdo en las tarifas aéreas es difícil de predecir

Charlton afirma que los múltiples factores que influyen en las tarifas aéreas hacen difícil saber qué sucederá tras el brexit y también será imposible saber hasta qué punto tiene un impacto directo o indirecto en los cambios de precios mientras otros factores siguen repercutiendo.

"Las tarifas y los costes nunca han tenido ninguna relación en aviación, es brujería por ambas partes", asegura Charlton. "Sin embargo, si la demanda cae por el brexit, los precios bajarán. Y las tarifas aéreas en Europa están bajo una enorme presión para que aumenten para favorecer la descarbonización, por lo que será muy difícil descifrar la parte de la tarifa que está cambiando debido al brexit".

El periodo previo al brexit ha causado que caigan las tarifas aéreas, indica la directora de un buscador de ofertas en billetes

"Las tarifas sufrirán un mayor impacto por el ambiente, la atmósfera general que rodea el brexit, más que cualquier tipo de restricciones regulatorias".

Katie Stepek, directora para Reino Unido y Europa en Scott's Cheap Flights, un servicio que ayuda a encontrar ofertas para vuelos, ha asegurado a Business Insider que el periodo previo al brexit ha causado que caigan las tarifas, al menos en verano.

Ryanair busca salidas ante la llegada de un brexit duro.
Ryanair busca salidas ante la llegada de un brexit duro.

"Estamos viendo un descenso en los precios de los vuelos debido a que hay mucha incertidumbre", afirma Stepek. "Mucha gente se ha mostrado reacia a reservar vuelos, particularmente a Europa o pasando por Europa, durante Pascua y el verano lo que ha provocado precios realmente buenos, al menos entre la UE y Reino Unido".

"Más adelante, creo que el principal impacto lo sufrirán vuelos desde Reino Unido a prácticamente cualquier mercado, simplemente porque la libra esterlina estará muy afectada y los precios del petróleo se expresan en dólares en casi todos los mercados globales, por lo que si se deprecia la libra respecto al dólar, el precio del combustible subirá".

[Para leer más: El brexit se cobra su primera víctima entre las aerolíneas]

Stepek señala que, aunque es posible que las tarifas suban, al menos para las que parten de Reino Unido, si el valor de la libra cae como resultado de las consecuencias económicas del brexit, todavía es difícil predecir el impacto en los precios con algo de certeza, incluso para los estadounidenses que visitan Reino Unido o pasan por allí de camino a Europa.

"El problema es que todo lo que vemos es muy incierto, no creo que nadie pueda predecir remotamente lo que va a suceder", asegura.

Quién es el dueño de las aerolíneas y a dónde pueden volar

Los problemas para las aerolíneas que operan en Reino Unido, o entre Reino Unido y otro país, serán más preocupantes a medida que se ponga en marcha la cuenta atrás para el acuerdo provisional.

Debido a que Reino Unido participa en el mercado europeo, las aerolíneas de Reino Unido pueden volar entre cualquier punto dentro de la UE. Eso significa que una aerolínea como Easyjet, con sede en Reino Unido, puede operar vuelos entre otros países de la UE, por ejemplo, entre París y Berlín, o Madrid y Milán.

Easyjet creó en 2017 una nueva aerolínea con base en Viena para sortear el brexit.
Easyjet creó en 2017 una nueva aerolínea con base en Viena para sortear el brexit.

Aunque las normas de la UE estipulan que las aerolíneas que vuelan dentro del bloque europeo deben ser al menos en un 50% propiedad de inversores europeos, el hecho de que Reino Unido formase parte de la UE permitió a las compañías británicas y con base en el país operar también dentro de él.

Ese ya no sería el caso una vez que se produzca el brexit.

Debido a las reglas de propiedad de la UE, combinadas con un complejo conjunto de reglas conocidas como las "libertades del aire", que se remontan a 1944, y varios acuerdos de servicios aéreos, una aerolínea no podría volar entre dos países que no sean su país de origen.

Con un brexit duro a mediano plazo a British Airways no se le permitiría volar entre París y Nueva York

En otras palabras, a Easyjet, una aerolínea británica, no se le permitiría volar entre Ámsterdam y Budapest (Hungría), y que British Airways no podría, en teoría, volar entre París y Nueva York.

Esta cuestión se complica respecto a quién es el dueño de una aerolínea y cuál es su nacionalidad.

Para solucionar estos problemas, Easyjet ha obtenido un certificado de operador aéreo secundario con sede en Austria, pero tiene un gran centro de operaciones en el aeropuerto de Stansted en Londres.

Ryanair ha obtenido el certificado de operador aéreo de Reino Unido, y esencialmente se ha convertido en una aerolínea parcialmente radicada en Reino Unido.

[Para leer más: Ryanair escribe a sus clientes para que voten anti-brexit]

Las cosas se han puesto aún más complicadas para las aerolíneas que pertenecen a International Airlines Group (IAG), la matriz de British Airways, Iberia, Vueling y Aer Lingus, dado que los inversores que sean británicos no seguirán contando para ese requisito del 50% y los inversores europeos no contarán de cara a los requisitos británicos.

La Reina de Inglaterra ha aceptado la petición del primer ministro, Boris Johnson, de suspender el Parlamento. EFE
Boris Johnson aseguró que el Reino Unido saldrá de la UE sea como sea.

IAG ha defendido previamente que sus aerolíneas son técnicamente dirigidas domésticamente de forma independiente debido a una serie de fideicomisos y empresas propietarias, como ha publicado anteriormente Financial Times.

Sin embargo, según Charlton, este sistema podría no ser suficiente para los reguladores.

"Para ser sincero, será necesario realizar muchos estudios sobre la propiedad", afirma. "Sospecho que es una de esas cosas en las que nadie ha hecho la pregunta por miedo a la respuesta".

"Va a ser muy interesante, [IAG] pasará mucho tiempo asegurándose de que satisfaga a ambos [tanto Reino Unido como la UE], con British Airways, por un lado, y sus otros operadores, por el otro. De alguna manera, tendrá que cumplir los requisitos, lo que me parece contradictorio".

En última instancia, el problema de la propiedad será complicado en el mejor de los casos, según Charlton, y deberá ser examinado y renegociado si se produce un brexit sin acuerdo, las medidas de respaldo caducan y se negocian e implementan acuerdos a largo plazo.

Iberia incrementa las frecuencias a varios destinos de España, Francia, Italia y África. Foto: Iberia.
Iberia tuvo que afrontar la posibilidad de que no pudiera volar en España.

"Hay algunas preguntas serias en todo esto", reconoce Charlton. "Esta situación es estúpida, que sigamos usando un marco regulatorio desde 1944 y tratemos de dirigir la industria de la aviación moderna en ese marco. Eso es realmente desmesurado, realmente estúpido".

Los nuevos procesos fronterizos y aduaneros para los ciudadanos británicos y los que viven en la UE

Los ciudadanos británicos tendrán que pasar controles de pasaportes en los países de la UE y viceversa, lo que significa que las colas podrían ser significativamente más largas en todos los aeropuertos de Europa.

Los ciudadanos británicos tendrán que solicitar además el permiso ETIAS (Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes) antes de viajar a la UE después del brexit. El formulario cuesta siete euros.

[Para leer más: El caos del brexit se convierte en arte]

En última instancia, es imposible predecir que sucederá después del día del brexit. El nuevo primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ha anunciado que el país dejará la UE "pase lo que pase" el 31 de octubre.

Sin embargo, si ganasen fuerza las peticiones para celebrar un segundo referéndum sobre el brexit o unas elecciones anticipadas, o si el parlamento decide bloquear los planes del Gobierno o convocar una moción de censura, es posible que vuelva a retrasarse el brexit o que sea cancelado por completo. Si eso sucediese, el transporte aéreo debería continuar como si nada hubiese pasado.

 

Noticia original de Business Insider. Autor: David Stlonick.