Este es el destino de los aviones de Thomas Cook

NIngún avión de Thomas Cook vuela desde ayer; este es el destino que les espera.

Este es el destino de los aviones de Thomas Cook

Hasta su quiebra, el turoperador contaba con una flota de 116 aviones en toda Europa que operaba bajo cuatro aerolíneas filiales

Mar Nuevo

Madrid

24/09/2019 - 14:12h

Nada más conocerse el colapso del Thomas Cook se inició la que se ha considerado ya la repatriación de británicos más grande desde la Segunda Guerra Mundial, con más de 150.000 nacionales entre los 600.000 afectados en todo el mundo. Sin embargo, ninguno volverá a casa en los aviones del turoperador, a pesar de contar con su propia flota.

El grupo contaba, a fecha de la quiebra, con un total de 116 aviones (85 Airbus y 31 Boeing), según datos de la consultora de aviación IBA citados por Reuters, con los que transportaba más de 20 millones de pasajeros al año.

Con excepción de los 53 que vuelan para Condor, todos los aviones de Thomas Cook están en tierra desde ayer, confiscados una vez que la Autoridad de Aviación Civil del Reino Unido anunció que el operador turístico cesavba sus operaciones

Flota de 116 aviones

Se operaban a través de tres aerolíneas filiales de Thomas Cook en el Reino Unido, Escandinavia y España, esta última bajo el nombre de Balearics, así como una cuarta con sede en Frankfurt, Condor, independiente puesto que su propiedad no es de Thomas Cook, sino de la compañía Spies en Dinamarca.

Thomas Cook Airlines contaba con 46 aeronaves, todas ellas Airbus (3 A320-200, 35 A321-200 y 8 A330-200); Thomas Cook Airlines Scandinavia operaba con 11 aviones (8 A321-200 y otros 3 A220-300); y Thomas Cook Airlines Balearics lo hacía con 6 Airbus A320-200.

La cuarta, Condor, la única que sigue operando tras la debacle de la matriz, cuenta con 53 aeronaves, que de distribuyen en 15 B757-300, 16 B767-300ER, 7 A320-200, 14 A321-200 y un A330-200.

Aviones confiscados

Con excepción de los que vuelan para Condor, todos los demás aviones que lucen la librea de Thomas Cook están en tierra desde ayer, confiscados una vez que la Autoridad de Aviación Civil (CAA) del Reino Unido anunció que el operador turístico había cesado sus operaciones.

De una flota de 116 aeronaves, tan solo 5 eran propiedad de Thomas Cook 

Mientras el Gobierno británico localizaba aviones para realizar las repatriaciones en lugares tan remotos como Malasia, los de firma esperaban vacíos en aeropuertos europeos. ¿Por qué?

Básicamente porque los aviones no son de Thomas Cook. Con excepción de cinco aeronaves, son todas arrendadas a un total de 38 compañías, explica CNN.

Así, tan pronto la compañía deja de hacer un pago, los aviones son embargados y vuelven a sus propietarios o arrendatarios originales, entre ellos ALC, Castlelake, BBAM o ACG, que deben hacerse cargo de ellos en los aeropuertos en los que se encuentren.

Los aviones de Condor son los únicos de Thomas Cook que seguían volando ayer. Foto: EFE.
Los aviones de la filial Condor son los únicos de Thomas Cook que seguían volando ayer. Foto: EFE.

Activos de la aerolínea

Del otro lado, los apenas 5 que no están arrendados tampoco pueden volar, ya que ante la quiebra de una aerolínea todos sus activos se convierten en propiedad de sus acreedores.

Así, cuando Monarch Airlines quebró en octubre de 2017, cuatro de sus 35 aviones pasaron precisamente a manos de Thomas Cook, mientras que otros fueron reclamados por propietarios o arrendatarios como Easyjet y Aegean Air.

Mientras se resuelve cada caso, los aviones son almacenados en aeropuertos. En este caso y según fuentes citadas por CNN, varias de las aeronaves se trasladarán al aeropuerto de Newquay en Cornwall, donde operan compañías como Apple Aviation que se encargan de almacenar y mantener los aparatos hasta que el propietario encuentre otra empresa interesada en arrendarlo. Pueden pasar incluso varios meses hasta que el avión alza el vuelo de nuevo.

Los aviones que operaba Thomas Cook, en su mayoría de pasillo único, no tendrán problemas para encontrar otros operadores, según los expertos

Según los expertos, el transporte de las aeronaves es “extremadamente costoso” por lo que se intenta localizar instalaciones donde, además de almacenarse, puedan ser equipados para un nuevo operador y así se logra mover el avión una única vez.

[Para leer más: ¿Qué hacen las aerolíneas con los B737 que tienen prohibido volar?]

Efecto en el mercado de la aviación

Según el analista Mark Payne, la desaparición de Thomas Cook tendrá un importante efecto en el sector de la aviación en 2020 al cancelarse sus contratos de wet leasing (modalidad que incluye aspectos como la tripulación, el mantenimiento y los seguros) y dry leasing y retornar al mercado una buena cantidad de aparatos propiedad de compañías como Avion Express con sede en Lituania y Letonia SmartLynx.

A estos aviones parados se unirán, previsiblemente, aquellos que han sido alquilados por las aerolíneas para operar las rutas que servían los B737 MAX, en tierra tras los accidentes fatales de Indonesia y Etiopía, y que se espera que vuelvan a volar a finales de este año.

Una mayor disponibilidad podría traducirse, en última instancia, en precios más económicos de alquiler a la vez que menores ingresos para sus propietarios.

Además, la tipología de estos aviones, en su mayoría de pasillo único y dimensiones reducidas, goza de una gran demanda en la actualidad, por lo que sus propietarios no deberían encontrar problemas en encontrar nuevos operadores que quieran usarlos, eso sí, tras el tiempo que requiere volver a pintarlos y actualizar las cabinas en los casos en que sea necesario.

En lo que sí están de acuerdo los expertos es en que los aviones, como los coches, pierden valor con bastante rapidez, lo que se suma a la existencia de un mercado de repuestos y piezas de segunda mano donde las piezas valen más, en ocasiones, que la propia aeronave.