Estos escáneres acabarán con las restricciones de los líquidos a bordo

El aeropuerto de Londres Heathrow ya prueba estos equipos desde 2017. Foto: Pixabay.

Estos escáneres acabarán con las restricciones de los líquidos a bordo

Los aeropuertos británicos ultiman la instalación de una nueva generación de escáneres 3D que nos harán más fácil y cómodo volar

Mar Nuevo

Madrid

27/08/2019 - 11:30h

Con 2022 como límite y el londinense Heathrow como piloto, los aeropuertos de Reino Unido afrontan la implementación de nuevos equipos de inspección de equipajes dotados con tecnología 3D que permitirá aumentar la seguridad, acelerar los controles de embarque y, lo mejor, poner fin a las restricciones para viajar con líquidos y ordenadores.

Estos escáneres CT o de tomografía computerizada, similares a los que ya se usan en algunos hospitales, proporcionan una imagen más nítida del contenido de una maleta, que además el personal puede ampliar o girar para conseguir diferentes ángulos durante la inspección.

Los nuevos equipos permitirán agilizar los controles de equipaje, así como eliminar la molestia de tener que sacar y mostrar líquidos y dispositivos electrónicos

[Para leer más: La guerra contra las botellas de plástico llega a los aeropuertos]

Restricciones desde 2006

La principal ventaja, además del incremento de la seguridad en los vuelos, será para los pasajeros, que ganarán en velocidad a la hora de atravesar los controles pero, sobre todo, en comodidad.

Así, si desde 2006 solo podemos llevar líquidos en botellas de 100 ml como máximo que, además, debemos mostrar por separado dentro de bolsas transparentes pequeñas, de no ma´s de 20x20 cm, estos nuevos escáneres podrán valorar su contenido dentro de la propia maleta.

Esta medida, vigente desde la desarticulación de explosivos líquidos escondidos en botellas en un total de diez aviones por parte de la policía británica, podría tener los días contados.

El aeropuerto de Heathrow gestionará 130 millones de pasajeros en las próximas décadas.
El aeropuerto de Heathrow invertirá 50 millones de libras en los nuevos escáneres.

Las restricciones también afectan a los dispositivos electrónicos que, como ordenadores portátiles, debemos mostrar en una bandeja para que sean inspeccionados. Un aparato sospechoso o en la “lista negra” -a la que recientemente se sumaron algunos modelos de MacBook Pro- de dispositivos potencialmente peligrosos podría conducir, incluso, a que nos negasen el embarque.

Las autoridades británicas confían en liderar un movimiento que impulse a Reino Unido como hub global para el comercio, el turismo y la inversión y donde los aeropuertos tienen un "papel vital"

El propio primer ministro británico, Boris Johnson, anunció este plan y señaló que los nuevos escáneres reducirán las molesticas para los pasajeros y mejorarán la seguridad.

Impulso al turismo

“Al hacer que los viajes en los aeropuertos del Reino Unido sean más fáciles que nunca”, añadió, “estos nuevos equipos contribuirán a impulsar el papel vital que juegan nuestros aeropuertos para asegurar la posición del Reino Unido como un centro global para el comercio, el turismo y la inversión”.

La maniobra, crucial ante el proceso de un brexit que vuelve a estar encallado, supone una inversión solo en el aeropuerto de Heathrow, el mayor del país, de 50 millones de libras (alrededor de 55 millones de euros).

El director ejecutivo del aeropuerto, John Holland-Kaye, señaló que los viajes serían “menos molestos” y agregó que los escáneres, que ya se prueban en Heathrow desde 2017, probaron su éxito a la hora de determinan qué líquidos contienen los equipajes.

El secretario de transporte, Grant Shapps, puntualizó además que serán las compañías aéreas las harán frente a los gastos en lugar del contribuyente.

Otros aeropuertos que ya han implementado este tipo de tecnologías de detección a través de escáneres 3D son los de Hartsfield-Jackson de Atlanta y O'Hare de Chicago, ambos en los EEUU.