Etihad despide a su CEO por la sangría de las inversiones

Un A380 de Etihad Airways | EFE

Etihad despide a su CEO por la sangría de las inversiones

James Hogan abandona la aerolínea después del fracaso en la entrada en el capital de Air Berlin y Alitalia

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

24/01/2017 - 14:54h

Transformar una compañía de 22 aviones en un grupo aeronáutico de 122 aeronaves y 26.000 empleados no ha sido suficiente. Etihad ha anunciado este martes el despido de su consejero delegado, James Hogan, y revisará su política de inversiones en otras compañías del planeta tras los sonoros fracasos de sus adquisiciones en Europa.

Según apunta Bloomberg¸ ambos movimientos podrían estar relacionados. “Debemos asegurarnos de que la compañía es del tamaño y la forma adecuada”, ha advertido Mohamed Mubarak Al Mazrouei. “Debemos avanzar y ajustar nuestras inversiones en capitales de otras firmas aunque sigamos comprometidos con la estrategia”, ha añadido.

En los últimos años, Etihad ha adquirido participaciones de aerolíneas europeas y del Pacífico que se encontraban en una delicada situación económica. De este modo, las inversiones en Jet Airways y Virgin Australia ya empiezan a rentabilizarse y ayudan a elevar el número de pasajeros hasta los 120 millones frente a los 18,5 de la operadora de Abu Dabi en solitario.

El crecimiento le ha servido para plantar cara a su competencia más directa: Qatar Airways y Emirates, con más experiencia en el sector. Además, la firma de calificaciones Skytrax otorgará cinco estrellas a la aerolínea por sus cabinas más lujosas.

Hasta aquí todo es luz. Sin embargo, no todas las inversiones han recabado el mismo rédito. En Europa, la compañía sólo ha hecho que recibir golpes y malas noticias pues su entrada en Air Berlin y Alitalia no ha solucionado los problemas económicos de ambas empresas.

Con el 29,9% del capital de la aerolínea germana en sus manos, Etihad ha visto como la sociedad acumulaba pérdidas de récord en los dos últimos ejercicios y ultima su descuartización para sobrevivir.

Mientras, Alitalia ha conseguido frenar los números rojos tras varios paquetes de recortes y la eliminación de las rutas menos rentables. Sin embargo, todavía debe afrontar un tijeretazo que podría cobrarse más de 1.600 empleos.