General Electric acelera la carrera por los aviones supersónicos

Prototipo del jet supersónico AS2 de Aerion, que pretende ser una realidad en 2023.

General Electric acelera la carrera por los aviones supersónicos

General Electric desarrolla el motor para un jet privado supersónico, una apuesta que acelera la innovación tras 55 años de estancamiento tecnológico

Los aviones supersónicos volverán a ser una realidad en el transporte de pasajeros. Tras los fallidos Concorde y Tupolev TU144 y después de cinco décadas sin desarrollos en la tecnología que permite a los aviones superar la velocidad del sonido, General Electric completó el diseño inicial de un nuevo motor de avión supersónico.

El motor cuenta con un diseño de doble eje y doble ventilador, lo que permitiría reducir sustancialmente los tiempos de viaje después de 50 años en los que la velocidad promedio de los aviones privados aumentó solo un 10%.

La compañía aeroespacial Aerion proyecta el primer vuelo del avión supersónico para 2023, a lo que se sumaría su debut comercial en 2025

Vuelve la velocidad supersónica

Según detalló la compañía, el motor se está desarrollando a petición de la empresa emergente Aerion, respaldada por el multimillonario Robert Bass, de Texas, que persigue desde hace más de una década un avión de negocios supersónico.

"En lugar de ir más rápido, las cabinas han crecido en tamaño y se han vuelto más cómodas y el rango es más largo", señaló Brad Mottier, vicepresidente de General Electric para la aviación de negocios, que añadió que "el siguiente paso es la velocidad".

El jet supersónico de Aerion, bautizado como AS2, tendrá capacidad para 12 pasajeros y volará a 1,4 veces la velocidad del sonido

El objetivo de la empresa pasa por poner en el cielo el avión supersónico dentro de los próximos diez años. Se trata de un jet con capacidad para 12 pasajeros, y en su diseño y producción colabora también la compañía aeroespacial estadounidense Lockheed Martin.

Aerion proyecta el primer vuelo de la aeronave para 2023, a lo que se sumaría su debut comercial en 2025.

Volar a 1,4 veces la velocidad del sonido

Con este nuevo motor, General Electric acerca de nuevo la posibilidad de que los aviones no militares vuelvan a los vuelos supersónicos, señaló el presidente ejecutivo de Aerion, Tom Vice.

El AS2, como se ha bautizado el avión, volará a 1,4 veces la velocidad del sonido. Si tiene éxito, Aerion desarrollará otras aeronaves, incluida una comercial, añadió.

Algunas compañías comerciales ya se interesaron por el prototipo, como Flexjet, que comprometió un pedido de 20 aviones

"Nuestra misión es mejorar la movilidad global con velocidad supersónica, comenzando con la aviación comercial y después con diseños cada vez más rápidos y más grandes para la aviación de negocios y comercial", explicó.

El próximo hito para el motor de General Electric será en 2020, cuando esté listo para comenzar la "producción de artículos de prueba", precisó Mottier.

El ruido, principal escollo

Algunas compañías ya se interesaron por el prototipo, como Flexjet, que comprometió un pedido de 20 aeronaves.

El nuevo motor cumplirá las normas de emisiones y ruido. Así, prevé superar la velocidad del sonido sobre el agua y volar a velocidades más lentas sobre la tierra.

La mayoría de los países aún prohíbe romper la barrera del sonido por las explosiones sónicas, por lo que la actitud de los reguladores será clave para determinar el regreso de los aviones supersónicos

La mayoría de los países aún prohíbe romper la barrera del sonido por las explosiones sónicas. El enorme ruido que se produce cuando el avión atraviesa esta velocidad podría incluso provocar daños a estructuras. Por ello, la actitud de los reguladores de aviación será clave para determinar si será posible el retorno del vuelo supersónico.

Ofrecer un servicio que los usuarios puedan pagar es el otro gran reto. El Concord, que los expertos, califican de “logro tecnológico” y “adelantado a su tiempo”, era también muy ineficiente en consumo de combustible, por lo que resultaba excesivamente costoso.

Carrera por los aviones supersónicos

Aerion no está sola en la carrera por desarrollar aviones civiles que sobrepasen la velocidad del sonido.

Ofrecer un servicio que los usuarios puedan pagar es el otro gran reto de los aviones supersónicos 

Boom Technology, compañía emergente de Colorado, desarrolla un avión de 45 a 55 plazas que prevé conectar Nueva York y Londres en aproximadamente tres horas. Virgin Atlantic Airways y Japan Airlines aplaudieron la propuesta y manifestaron su intención de comprar el avión.

Además, Spike Aerospace desarrolla otra aeronave, la S-512, diseñada para volar con entre 12 y 18 pasajeros por encima de la velocidad del sonido. Aseguran contar con una tecnología silenciosa de vuelo supersónico que permitirá incluso volar en tierra.