El Gobierno se cansa de las idas y vueltas de Airbus

Un A400M de Airbus en pleno proceso de ensamblaje en la planta de Sevilla.

El Gobierno se cansa de las idas y vueltas de Airbus

El Gobierno nombra una comisión interministerial para negociar con Airbus la crisis del A380 y el A400M

El Gobierno decidió involucrarse en las negociaciones entre Airbus, los sindicatos y sus proveedores, para saber el real impacto de la reducción del gigantesco A380 y del avión militar A400M en las plantas de Andalucía, Castilla-La Mancha y Madrid.

Desde la Moncloa se dio la orden que las carteras de Defensa, Economía y Hacienda formen una comisión interministerial para seguir de cerca la evolución de la crisis y tener un solo interlocutor con el fabricante.

Una de las razones es que el Gobierno se cansó de que Airbus brinde versiones diferentes (y en ocasiones contradictoria) de la caída de producción a cada ministerio, informa El Confidencial.

Implicación de los ministerios

Además cada ministerio tiene un grado de implicación importante en su relación con Airbus. Defensa, además de ser cliente del A400M, también ha adquirido el avión de transporte táctico C295, y varios modelos de helicópteros que se producen en la factoría de Albacete.

El Gobierno se cansó de las versiones contradictorias que Airbus da a cada ministerio

En el caso de Economía, a través de Industria, otorga las ayudas a I+D y a la modernización productiva que recibe el fabricante aeronáutico.

Y la Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI) –dependiente de Hacienda- cuenta con un 4% de las acciones de Airbus.

La representación de los ministerios será a nivel de secretarios de Estado: Agustín Conde como secretario de Defensa, Begoña Cristeto en calidad de secretaria general de Industria y Alberto Nadal (hermano del ministro Álvaro Nadal) como secretario de Estado de Presupuestos, indica este diario.

El impacto en España

La caída de la demanda del A380 y el A400M llevó a Airbus a ralentizar su producción en sus plantas de España, Gran Bretaña, Francia y Alemania, una medida que alcanza a 3.700 trabajadores.

En el caso local, se plantea el ajuste de 850 empleados, entre 500 de las plantas de Tablada y San Pablo (Sevilla), 100 en Illescas (Toledo), 100 en Getafe (Madrid), 50 en Puerto Real y 100 más en Puerto de Santa María (Cádiz).

Las plantas sevillanas de Tablada y San Pablo, con 500 empleos afectados, son las más perjudicadas por la reducción del A380 y el A400M

Airbus insiste que se busca la flexibilidad laboral para desplazar a trabajadores de acuerdo a las necesidades de producción, sin necesidad de llegar a despidos.

Otra alternativa, indica el medio, es otorgar prejubilaciones a 600 o 650 empleados mayores de 58 años, medida que no fue confirmado por Airbus.

Efectos en la industria auxiliar

Un problema en ciernes es el impacto que habrá en las industrias auxiliares. Según precisa el titular de la sección Industria de la UGT, Manuel Jiménez, por cada empleo reducido o recolocado en Airbus hay un impacto de 2,2 fuentes de trabajo en las factorías proveedoras.

Así, el cálculo del impacto colateral se encontraría en 2.000 empleos perjudicados. “Hay muchas empresas que lo van a pasar mal o van a desaparecer”, dijo el sindicalista.