Google extiende sus tentáculos sobre el wifi a bordo

El negocio del wifi en los aviones generará un volumen de 25.500 millones de euros dentro de diez años.

Google extiende sus tentáculos sobre el wifi a bordo

Google analiza la compra de una empresa proveedora del servicio de wifi en las principales aerolíneas del mundo

Google pone la mira en otro sector que todavía no conquistó, y que puede reportarle jugosos dividendos: el wifi a bordo de los vuelos.

Según un estudio de la London School of Economics, los servicios ligados a la oferta de conexión de banda ancha en vuelo generarán unos ingresos globales de casi 25.500 millones de euros dentro de diez años.

Sólo para este año, las líneas aéreas ganarán 763 millones de euros por estos servicios complementarios, y en los próximos siete años su facturación crecerá un 3.233%.

Negociaciones en marcha

Google conoce estas cifras, y está en negociaciones para comprar Oyj, una empresa de Nokia que provee servicio de wifi a diversas aerolíneas.

Según informa Bloomberg, Alphabet (la matriz de Google) pretende adquirir esta tecnológica para ofrecer un servicio de wifi en aviones más rápido que el actual.

La clave para lograrlo se encuentra en el sistema de Nokia LTE A2G, que envía la señal de internet al avión directamente desde una base terrestre, y no mediante el rebote en un satélite.

Problema y solución

La ausencia de un servicio de wifi de alta velocidad ha sido un problema de los últimos años que las aerolíneas no terminaron de solucionar, con señales débiles y un ancho de banda con baja transmisión de datos.

Para lograr una mejor conexión los usuarios tienen que pagar un adicional, y ese este negocio en el que Google quiere clavar sus colmillos.

Si esta fusión prospera, será una buena oportunidad para Nokia, que sufre con la caída de ventas de sus modelos, definitivamente rezagado por Samsung, Apple y Huwaei.

El negocio para Google

Por parte de Google, quiere captar a los millones de viajeros que se encuentran cada minuto volando a alguna parte del mundo, para que consuman los videos de YouTube, realicen búsquedas en su portal y, sobre todo, que hagan click en los enlaces patrocinados, lo que genera el 90% de los ingresos de la compañía.

Esta movida forma parte de la estrategia de Google por captar diversas oportunidades de la provisión del servicio de internet, como el Proyecto Fi para ofrecer conexiones corporativas, el servicio de Google Voice, y la posibilidad de que sea el proveedor de wifi en la red de Starbucks.