Black Mirror en la vida real: aviones que vigilan cuándo vas al baño

Los aviones recopilarán ingentes cantidades de datos sobre los viajeros. Foto: Oskar Kadaksoo  Unsplash.

Black Mirror en la vida real: aviones que vigilan cuándo vas al baño

La digitalización de las cabinas de avión y la introducción del Internet de las Cosas permitirá a las compañías saber todo sobre nosotros

Mar Nuevo

Madrid

13/09/2019 - 11:15h

Airbus sigue avanzando detalles de los que serán sus cabinas conectadas, el gran proyecto del fabricante europeo para la próxima generación de aviones y cuya apuesta se basa por subir a bordo el Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en inglés).

Como parte de su esfuerzo para alcanzar la digitalización de las aeronaves, un concepto que abrazan con energía aerolíneas como Iberia, Airspace Connected Experience tiene como objetivo proporcionar a los tripulantes de vuelo información totalmente detallada y a tiempo real de lo que sucede en la cabina.

La nueva generación de aviones sabrá cuántas veces vamos al baño y cuánto papel higiénico usamos, pero también qué queremos comer y si tenemos o no abrochado el cinturón de seguridad

[Para leer más: Los diez secretos mejor guardados de los aviones]

Para ello, incluye sensores que recopilan datos que van desde las veces que los pasajeros van al baño hasta cuándo se agota el jabón o cuánto papel higiénico se emplea.

Datos, datos, datos

El afán por acumular datos, por supuesto, no se queda en el baño.

De este modo, y según recoge Bloomberg, los asientos -actualmente se prueban los iSeats del fabricante Recaro- indicarán por sí mismos cuándo los viajeros tienen abrochados los cinturones, lo que evitará el paseo que hoy en día realizan los tripulantes para comprobar que seguimos sus indicaciones en momentos como el aterrizaje o el despegue con el objetivo final de agilizar estos procesos.

Un A350-900 se convierte en banco de pruebas de la cabina conectada. Foto: Airbus.
Airbus instaló su cabina conectada en un A350-900 de pruebas. Foto: Airbus.

Desde un simple dispositivo electrónico, la tripulación tendrá acceso también a datos sobre todo lo que hay a bordo; desde los carritos de comidas hasta las peticiones de menús específicos, puesto que se permitirá a los pasajeros solicitar por adelantado comidas específicas o propuestas vegetarianas, entre otros.

Otras funciones que podrán controlar a través de estos dispositivos móviles son la apertura de persianas y la iluminación, mientras que sabrán en tiempo real, por ejemplo, qué compartimentos superiores tienen aún espacio, identificados con luces verdes a lo largo de la cabina.

“No es un concepto, no es un sueño: es la realidad”, explicó el vicepresidente de marketing de cabina de Airbus, Ingo Wuggetzer, en la feria de aviación en Los Ángeles.

Ya en pruebas

Airbus comenzó a realizar pruebas de vuelo en la cabina conectada en su avión de prueba A350-900 Flight Lab y su objetivo pasa por introducir estas cabinas en la familia A321 en 2021.

La intención de Airbus es introducir la cabina conectada en la familia A321 en 2012 y en el A350 en 2023

Le seguirá, dos años después, el que ahora es su avión estrella, el A350 de doble pasillo.

¿Qué ganan las aerolíneas?

Las ventajas, aunque se enfocan al servicio al cliente, responden claramente al interés de las aerolíneas que, según Airbus, podrán maximizar sus ingresos gracias a esta nueva cabina.

Como sabemos, los datos son hoy uno de los activos más valiosos para las compañías y la conectividad de estas nuevas cabinas permitirá a las compañías aéreas recopilar ingentes cantidades de datos, un tesoro que después analizarán para optimizar sus operaciones y avanzar en la eficiencia de costes.

También les permitirá generar ingresos extra a través de la venta de productos y publicidad personalizada, además de mejorar su eficiencia operativa evitando desperdicios por ejemplo, en las comidas.