Gulfstream agota las existencias del mayor jet privado del mundo

El G700 de Gulfstream tiene la cabina más grande del mercado de los jets privados. Foto: Gulfstream.

Gulfstream agota las existencias del mayor jet privado del mundo

El G700, el jet privado que rompe todos los récords, debutará de la mano de Qatar Airways en el 2022

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

28/10/2019 - 13:57h

El nuevo jet privado G700 de Gulfstream, el más grande del mundo, vive un boom de ventas tan grande que ha agotado sus previsiones. La compañía o el magnate que quiera una unidad tendrá que esperar hasta el 2023, por lo menos. Y eso que solo se construyeron cinco aviones de prueba.

Pero antes de que los teléfonos de Gulfstream sonaran sin cesar, Qatar Airways se aseguró la compra de 10 unidades para su servicio Qatar Executive, destinado a las empresas que necesiten un avión urgente pero dotado de los últimos avances en tecnología y con el mayor lujo disponible.

Su precio unitario de 68,5 millones de euros, pero es posible que la aerolínea catarí reciba un importante descuento por adquirir las diez aeronaves en un mismo lote.

Qatar Executive es un viejo cliente de Gulfstream. La aerolínea del Golfo cuenta con seis G650ER y cinco G500.

Gulfstream G700 Cabin Aft View
Los asientos están revestidos con cuero de gran calidad. Foto: Gulfstream.

Con la última tecnología

El G700 es heredero del G650, hasta ahora la nave insignia de Gulfstream.

[Para leer más: Boeing presenta el jet privado de los récords]

Este avión, capaz de llevar a 19 pasajeros sentados (o a 10 durmiendo cómodamente en asientos-cama), puede alcanzar los 13.890 kilómetros de autonomía y lograr una velocidad que araña a la barrera del sonido, hasta los 1.110 km/h.

Gulfstream G700 Master Suite
Vistas de la suite principal en el G700. Foto: Gulfstream.

El más grande del mundo

Lo llamativo es cómo el presidente de la compañía que lo fabrica, Mark Burns, lo presentó en sociedad: el G700 tiene “la cabina más alta, ancha y larga de toda la industria” de los jets privados, dijo en una conferencia del sector mantenida en Las Vegas.

En el G700 pueden viajar 19 pasajeros, en asientos de cuero de primera calidad, o 10 personas cómodamente dormidas

El G700 está basado en el G650 pero tiene un fuselaje tres metros más largo. Gracias a las técnicas de fabricación más modernas lograron reducir el espacio para el cableado de los sistemas, con lo que ganaron en amplitud en la cabina.

Más concretamente, este espacio tiene 17,35 metros de largo, 1,91 de alto y 2,49 de ancho.

Lujo a bordo

La cabina se divide en cinco secciones, como ser un salón con televisión, un comedor, la cocina, una sala de reuniones y una suite principal; además de un sector reservado para la tripulación.

En el baño de la suite principal hay espacio hasta para instalar un spa

En esa suite hay un baño privado con vestidor, y la amplitud de espacio hace posible que el cliente pueda instalar un spa, si lo desea.

La cabina tiene 20 ventanas ovaladas, que Gulfstream presume de que son “las más grandes en la industria de la aviación”.

Gulfstream G700 Ultragalley 201910221221
En el salón se puede tomar una copa en el sofá. Foto: Gulfstream.

Más comodidad para el pasajero

Las luces son de tecnología led, y están adaptadas para que cambien de color con los husos horarios, para que el cuerpo se adapte al amanecer y al atardecer conforme esté volando, y así reducir el jet lag.

[Para leer más: Cómo volar en un jet privado al precio de un billete en turista]

El servicio de wifi de banda ancha Jet ConneX Ka permite no solo ver contenidos en streaming sino también organizar video conferencias desde el televisor del avión con gran fidelidad.

Los asientos, revestidos con tapizados de cuero de primera calidad, cuentan con pantallas táctiles de última generación.

La cabina de vuelo parece el simulador de un video juego: un joystick para que el piloto conduzca el avión y paneles táctiles para operar las funciones de la aeronave.

Gulfstream G700 The Industrys New Flagship
Presentación en sociedad del G700. Foto: Gulfstream.

La respuesta a Bombardier

El G700 es la respuesta de Gulfstream a su competidor más inmediato, el Global 7500 del canadiense Bombardier, ahora en manos de Airbus. Este avión tiene un alcance de 14.260 kilómetros y es un poco más rápido que el nuevo jet privado, unos 1.142 km/h.

Ante las incertidumbres por la guerra comercial entre EEUU y China, y los nubarrones en la economía europea, los fabricantes de jets aceleran los planes de sus modelos más exclusivos para garantizar las ventas y la producción para los próximos años.