Huelga en Vueling: el 86% de los pasajeros podrá volar

Los pilotos de Vueling reclaman un aumento del 30% en los salarios.

Huelga en Vueling: el 86% de los pasajeros podrá volar

El ministerio de Fomento decreta los servicios mínimos para los dos primeros días de huelga en Vueling

El 86% de los pasajeros que pensaban volar por Vueling el 25 y 26 de mayo estarán blindados por los servicios mínimos, aseguraron fuentes de la empresa a Cerodosbé.

El Ministerio de Fomento ordenó que durante los dos primeros días de huelga se cumplan un 30% de los vuelos domésticos que duren menos de cinco horas, el 51% de las conexiones en España que duren más de cinco horas, y el 51% de las rutas internacionales que lleguen o salgan desde el país.

100% de vuelos interisleños garantizados

En tanto, para los vuelos con las Islas Baleares como para los que operen con las Islas Canarias, el ministerio decretó que operen el 100% de las rutas programadas.

Este cumplimiento del 100% también alcanza para los vuelos que despeguen antes de las 00:00 horas del día 25, pero que aterricen dentro del período de huelga.

Cambios en los vuelos

Vueling puntualizó que además del 86% de los pasajeros que no se verán afectados por la huelga, el 75% de los que tendrán retrasos podrán volar en las 24 horas siguientes respecto al horario original.

La empresa indicó que el departamento de atención al cliente ha empezado a informar de los cambios por sms y correo electrónico.

“Si la alternativa propuesta no se adapta a las necesidades de los clientes, éstos podrán optar por la opción de cambios establecidos por ley”, dijo la empresa en un comunicado.

Siguen las negociaciones

Más allá de este calendario de servicios mínimos, desde Vueling indicaron que continúan las negociaciones con los pilotos agrupados en Sepla para evitar que se llegue a la huelga, que además de los días 25 y 26 de abril, tiene dos nuevas fechas para el 3 y 4 de mayo.

El sindicato Sepla dijo que respetará los servicios mínimos establecidos por Fomento, pero que no cesarán con las protestas en reclamo de mejoras salariales en torno al 30% y del crecimiento de las bases españolas.