El Gobierno desbarata la huelga de los vigilantes de El Prat

Control de seguridad en el aeropuerto de El Prat. Foto: EFE.

El Gobierno desbarata la huelga de los vigilantes de El Prat

Los empleados de seguridad en el aeropuerto de Barcelona-El Prat que hagan huelga tendrán que cumplir con unos servicios mínimos del 90%

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

06/08/2019 - 12:50h

El Gobierno no quiere volver a ver las escenas de un aeropuerto paralizado por los vigilantes de seguridad como en el 2017. Los servicios mínimos establecidos en el 90% de las operaciones desarticulan la huelga indefinida en Barcelona-El Prat impulsada por diversos sindicatos minoritarios.

La medida de fuerza está programada para el 9 de agosto, y fueron convocados los 500 trabajadores de Treblisa que se encargan de la vigilancia de los filtros de seguridad en el aeropuerto Josep Tarradellas.

Convocatoria de sindicatos minoritarios

Los sindicatos más importantes del sector de los empleados de seguridad como USO se desmarcaron de la medida de fuerza, impulsada por centrales con poco peso entre los trabajadores como Alternativa Sindical, SPS, STTS y PROU.

[Para leer más: Estas próximas huelgas pueden arruinar tus vacaciones]

Sin embargo algunos de estos sindicatos como PROU fueron los que coptaron el Comité de Huelgas en el verano de 2017 y paralizaron las operaciones en esta terminal en pleno recambio de vacaciones; lo que llevó a la intervención del Gobierno y la imposición de un laudo arbitral.

Una nueva reunión

El comité de empresa y la dirección de Treblisa tienen previsto volver a encontrarse en una reunión de mediación este miércoles, a dos días de la convocatoria de huelga.

El Gobierno consideró que los servicios de vigilancia en el aeropuerto de El Prat son esenciales, y más en plena temporada de verano

El dictamen de la Delegación de Gobierno en Cataluña establece que los servicios ofrecidos por la compañía de seguridad se consideran esenciales al encargarse de la prestación de servicios de seguridad en los transportes públicos y, en concreto, en un aeropuerto.

"A la vista de la incidencia, alcance y duración de la huelga convocada, es preciso delimitar los servicios esenciales", precisa la resolución.

Añade que la convocatoria está prevista en periodo estival, durante el cual el número de usuarios de las instalaciones se incrementa de manera considerable.

[Para leer más: El cerebro del caos en El Prat amenaza con nuevas huelgas]

El riesgo al caos del 2017 no solo rondaba porque las primeras jornadas de huelga estaban programadas para un fin de semana, sino que era a pocos días del cambio de quincena, una de las fechas con más movimiento de llegadas y salidas en el aeropuerto catalán.

Exigencias de los huelguistas

La huelga está impulsada en reclamo de un plus de un euro por hora por la "carga física y mental” que, según los sindicatos, “soportan” los empleados de seguridad por la afluencia de viajeros y horas de trabajo.

La huelga está convocada por diversos sindicatos minoritarios, entre ellos los que impulsaron la medida de fuerza que paralizó al aeropuerto de Barcelona en el verano de 2017

También exigen la recuperación del plus de aparcamiento, descansos de diez minutos por hora y formación para toda la plantilla, entre otras reivindicaciones.