IAG se aprovecha de una alicaída Air France

IAG , a través de Level, saca partido de la crisis de Air France en su territorio.

IAG se aprovecha de una alicaída Air France

Level inicia sus operaciones en París, y refuerza la competencia de los vuelos de bajo coste entre París y América

En el acto de inauguración de los vuelos de Level en París, el consejero delegado de IAG, Willie Walsh, resumió el desafío que el consorcio aéreo realiza a la mayor compañía aérea de Francia: “Air France tiene una marca fantástica y una gran red, pero todos tienen que cambiar”.

El mensaje tenía un doble sentido: por un lado, describe la situación de crisis que vive Air France, que carece de un consejero delegado en funciones, con sus sindicatos presionando por mejoras salariales y realizando paros periódicamente, y con su socio KLM con poco ánimo de soportar el vendaval.

Por otra parte, advierte a la aerolínea francesa de que París es una de las cabezas de playa de la batalla del Atlántico Norte que se da entre las compañías tradicionales y las de bajo coste, para ofrecer las tarifas más bajas para cruzar el Atlántico.

Level abre la base de París

Este lunes Level comenzó a operar en su base de París con la partida del primer A330-200 a Montreal. En rigor, los vuelos los opera la compañía Open Skies, la aerolínea de bajo coste de la que IAG adquirió los derechos de vuelo.

Este martes partirá el primer vuelo a Guadalupe, el 3 de septiembre comenzará a volar a Martinica, y el 5 de septiembre se inician las operaciones entre la capital francesa y Newark, cerca de Nueva York.

Level competirá desde París con Norwegian, Primera, Wow y XL Airways, que ofrecen vuelos de bajo coste entre la capital francesa y Norteamérica

En el aeropuerto de Orly Level tiene basados dos A330, con capacidad para 314 pasajeros (293 de clase turista y 21 en turista premium), y sumará una tercer aeronave el año que viene.

Además de la apertura de la base de Viena para vuelos de corto radio, el próximo 17 de julio, Level contará con un tercer Airbus para la base de Barcelona, que comenzará a volar en septiembre, y el año que viene sumará una cuarta aeronave.

La competencia en París

IAG se suma así a la competencia entre diversas aerolíneas que se aprovechan de una Air France en horas bajas. Entre los competidores más inmediatos a Level se encuentran Norwegian Air Shuttle, XL Airways, Wow Air y Primera Air, que ofrecen trayectos entre París y Norteamérica por menos de 200 euros el trayecto.

Por ejemplo, Norwegian ya cuenta con 46 rutas entre EEUU y Europa, y planifica incorporar una docena más en un corto plazo, potenciadas por la feroz campaña de adquisiciones de aviones de los últimos meses.

En el caso de Primera, comenzó a operar entre París y Nueva York en mayo, y desde ese entonces ha sumado los destinos de Boston y Toronto.

Las prisas de Air France

Air France no quiere perder más cuota de mercado, y emprendió una doble estrategia: por un lado, con la apertura de Joon en diciembre, sigue los pasos de IAG con Level y reemplaza a la aerolínea francesa en sus rutas a Teherán, Ciudad del Cabo, Seychelles, El Cairo, Mumbai y Fortaleza, con tarifas de bajo coste.

Por otra parte, se sumó a la estrategia de las grandes aerolíneas y lanzó una tarifa ‘básica’ para los vuelos transatlánticos a Norteamérica, que no permite cambios y en la que se debe pagar un adicional para llevar equipaje.

El grupo Air France-KLM también cuenta con Transavia para sus operaciones de medio radio, pero su crecimiento está limitado por la conflictividad laboral que sacude a la aerolínea francesa.