IAG clava una puñalada al A380

British Airways cuenta con 12 unidades del gigantesco A380.

IAG clava una puñalada al A380

IAG abandona las negociaciones para comprar 10 Airbus A380, tras exigir una rebaja del precio de venta del avión

IAG atestó un golpe al programa de los A380. El consorcio suspendió las negociaciones para comprar 10 aeronaves a Airbus, que pensaban ser destinadas para British Airways en sus operaciones desde el aeropuerto de Heathrow.

Según informa Bloomberg, la cancelación es un capítulo más de la relación tirante de IAG con Airbus. Los retrasos en la entrega de los A320neo motivaron varias protestas del consorcio que integran British Airways, Iberia, Aer Lingus y Vueling.

Por otra parte, el consejero delegado de IAG, Willie Walsh, avisó a Airbus que estarían dispuestos a conversar sobre compras de nuevos A380 si el fabricante bajaba sus precios, porque el coste de catálogo -358 millones de euros- era “inaceptable” para el proyecto de adquisiciones.

Elogios para Boeing

Mientras las conversaciones seguían bajo terreno resbaladizo, Walsh se deshacía en elogios para Boeing. Cuando presentó los resultados del primer trimestre, dijo que veían al fabricante norteamericano “muy constructivos en los diálogos que hemos mantenido últimamente”.

IAG cuenta con 12 aviones A380, y pensaba comprar nuevas unidades de segunda mano para British Airways

Desafío para el nuevo director de ventas

La cancelación de las conversaciones comerciales es un desafío para Eric Schulz, el director de ventas que asumió en febrero tras reemplazar a John Leahy, quien tras dos décadas al mando del área comercial cerró tratos por más de 2.500 billones de euros.

Schulz tiene el reto de conseguir clientes para que el programa del A380 mantenga, al menos, un ritmo de producción de seis unidades anuales.

Turbulencias para el A380

El programa A380 está en sus peores horas: el poco interés de las aerolíneas, y las cancelaciones de los pedidos obligó a Airbus a programar una reducción bajo mínimos a partir de 2020, a razón de seis unidades al año (cuando en 2015 había fabricado 27 aeronaves). Este ajuste implica el despido de 3.700 trabajadores en Europa.

IAG cuenta con 12 aviones A380, operados por British Airways. En un principio el grupo aéreo analizó aumentar la flota comprando aeronaves de segunda mano, pero el coste de rehabilitarlos era superior a una compra de nuevas unidades, pero con un descuento que nunca llegó.

De todas formas la suspensión de negociaciones no es definitiva. IAG advirtió que las conversaciones se pueden retomar en el futuro. Y lo que esperan es que Airbus llegue con una nueva propuesta de venta del A380.