La matriz de Iberia gana el pulso a Easyjet en Gatwick

Un A300 de Monarch despegando del aeropuerto de Gatwick.

La matriz de Iberia gana el pulso a Easyjet en Gatwick

IAG compra los derechos de despegue y aterrizaje de Monarch en el segundo mayor aeropuerto británico

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

27/11/2017 - 17:59h

Unos de los pocos activos de Monarch que podían interesar al mercado tras su quiebra, los ‘slots’ del aeropuerto de Gatwick, irán a parar a manos del consorcio IAG, que engloba a British Airways, Iberia, Vueling y Aer Lingus.

En la puja por adquirir los derechos de despegue y aterrizaje, IAG ganó el pulso a otros oferentes como Easyjet, Wizz y Norwegian, informa Reuters. Así el consorcio reforzará su presencia en los cielos británicos, ya que Gatwick es el segundo aeropuerto con más tráfico del Reino Unido, por detrás del de Heathrow.

El acuerdo ha tenido lugar después de que Monarch ganase la apelación contra una decisión judicial que le negó, tras declararse en bancarrota, ejercer los derechos sobre los espacios de despegue y aterrizaje en los aeropuertos británicos de Luton y Gatwick. Estos activos tienen un valor de casi 68 millones e euros, según los cálculos que hizo la empresa quebrada.

Pugna judicial por los slots

La aerolínea británica, que cesó sus operaciones en octubre, no tenía aviones y solo contaba con tres pilotos entrenados en cargos operacionales, por lo que el ente Airport Coordination Limited (ACL) no tenía el deber de asignarle 'slots' para el verano de 2018. Posteriormente, la autoridad aeronáutica británica le revocó la licencia como operador.

Sin embargo, el fallo del Tribunal de Apelaciones determinó que a pesar de esta situación Monarch Airlines seguía siendo una compañía aérea cuando los 'slots' fueron asignados el mes pasado.

Cuando no pudo seguir volando el gobierno británico tuvo que fletar 30 aviones a la Autoridad de Aviación Civil (CAA) para devolver a los alrededor de 110.000 pasajeros que se vieron afectados por el cierre de Monarch.

ACL informó que no apelará la decisión pese a que le preocupan las implicaciones del fallo, una crítica que comparte organizaciones como IATA. "El hecho de que una aerolínea desaparecida pueda obtener y comerciar 'slots' establece un precedente preocupante para el futuro, que causará preocupación a las empresas del sector y los aeropuertos", dijo en un comunicado.