El impacto de gestionar 125.000M de la aviación desde Madrid

La Torre Europa, donde se encuentran las oficinas de IATA en Madrid. Foto: Grupo Infinorsa

El impacto de gestionar 125.000M de la aviación desde Madrid

La nueva sede global de IATA ampliará en un 50% las gestiones de las oficinas regionales que funcionan en Madrid

La expansión de IATA convertirá a Madrid en un nuevo polo del turismo mundial, a tono con su consolidación como segunda potencia turística del planeta. La futura sede del Centro de Operaciones Global gestionará un volumen de 125.000 millones euros, correspondientes a las transacciones de 300 millones de pasajes de 280 aerolíneas y 50.000 agencias de viajes.

Desde esta sede se gestionarán las operaciones para las regiones de América, Europa, África, Oriente Próximo y Asia Central. Pero en rigor el anuncio significa la ampliación de las actuales funciones de la oficina madrileña de IATA, que desde hace 10 años alberga la sede regional para Europa.

En 2008 Madrid fue elegida como oficina regional para Europa, y sus 160 empleados administran 203 millones de operaciones y proveen asistencia a 30.000 agentes de viaje del continente, lo que representa un volumen de aproximadamente 85.000 millones de euros anuales.

Además en la sede española también se encuentran expertos en materia de aeropuertos, cargo, seguridad aérea, operaciones de vuelos y finanzas, entre otros.

Con la nueva sede, la delegación duplicará su personal y llegará a los 330 empleados, procedentes de 58 naciones. Estos tendrán que hacer frente a un volumen de trabajo de casi un 50% mayor al actual.

Oficinas más amplias

IATA alquila desde hace varios años oficinas en la Torre Europa, sobre el paseo de la Castellana. Cuando la consultora KPMG dejó sus oficinas para trasladarse al complejo de Cuatro Torres, IATA amplió sus oficinas y alquiló otras tres plantas. Actualmente cuenta con 5.600 metros cuadrados, lo que llevó a convertirse en uno de los arrendatarios más importantes del edificio.

Según precisaron fuentes del Grupo Infinorsa, el propietario más importante del inmueble, las refacciones permitirán alojar a los nuevos empleados de la organización y no se prevé que alquilen más oficinas.

Un estudio de la consultora JLL revela que el precio del metro cuadrado en el CDB (Center Business District), donde se encuentra la Torre Europa, se cotiza en torno a los 30 euros por metro cuadrado por mes, el valor más caro del continente, por lo que IATA destina al menos 168.000 euros anuales para sus oficinas.

Consolidación de Madrid

A la expansión de IATA se suma el proyecto para trasladar la sede de la Organización Mundial del Turismo, que tiene sus oficinas centrales en Madrid desde 1976, al Palacio de Congresos de la Castellana. Este inmueble pertenece al Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, y se encuentra cerrado desde el 2012 por razones de seguridad. Según el diario ABC, en marzo de este año se espera adjudicar el anteproyecto para reformar la estructura y acoger las nuevas instalaciones.

Desde un punto de vista político, la expansión de IATA y la nueva sede de la OMT se leen como una consolidación de la capital española como centro de negocios y de organizaciones, frente a la derrota que sufrió Barcelona cuando perdió la candidatura a acoger la Agencia Europea del Medicamento, que hubiera generado más de 900 nuevos empleados y 35.000 visitas anuales. La inestabilidad política producto del proceso independentista llevó a que la ciudad condal perdiera las votaciones, que finalmente coronaron a Ámsterdam.