IATA se resigna: Venezuela no pagará la deuda de 3.800M €

Air Europa es una de las pocas aerolíneas que todavía vuelan a Venezuela. EFE

IATA se resigna: Venezuela no pagará la deuda de 3.800M €

La retención de las ganancias lleva a la partida de muchas aerolíneas. A Iberia le deben más de 200 millones de euros

IATA, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional, cada vez tiene menos esperanza de que el gobierno de Nicolás Maduro reintegre los 3.800 millones de euros que retiene a las aerolíneas que operan en Venezuela.

"No vemos ninguna solución a corto plazo ni voluntad del Gobierno para solucionar los percances que tenemos en este momento", dijo el vicepresidente de IATA para las Américas, Peter Cerdá, durante la presentación de un estudio sobre la contribución de la industria aérea en Panamá.

La retención obedece a que desde el 2003 el gobierno venezolano controla la compraventa de divisas. Los ingresos que obtienen las aerolíneas son bloqueados por el gobierno, y las compañías aéreas llevan tres años en vano tratando de cambiar a dólares los ingresos que generan por la venta de billetes en Venezuela. Pero el Gobierno no tiene divisas suficientes y muchas han decidido abandonar el país antes que seguir operando a pérdida.

En el caso de Iberia, la administración venezolana tiene retenido más de 200 millones de euros. Fuentes de IAG precisaron que la aerolínea española seguirá operando, pero que no se resigna a perder el dinero adeudado.

Éxodo de aerolíneas

Las deudas que mantiene el gobierno venezolano, además de la inseguridad de sus tripulantes, ha potenciado el éxodo de las aerolíneas que operan en el país sudamericano. United, Air Canadá, Lufthansa, Alitalia, Latam, Tiara Air, GOL, Delta, Avianca y Aeroméxico han dejado de operar, y este jueves Aerolíneas Argentina comunicó que abandona la conexión Buenos Aires – Caracas.

"Venezuela esta prácticamente desconectada del resto del mundo en términos aeronáuticos" dijo Cerdá, y puntualizó que el tráfico de pasajeros ha disminuido un 75 % desde 2013.

"La situación es difícil. La mayoría de las aerolíneas que forman parte de IATA ya han salido del país, apenas quedan 6 o 7 aerolíneas, con frecuencias muy reducidas", agregó el vicepresidente de la organización.