Fusión Iberia-Air Europa: ¿beneficia o perjudica al pasajero?

Entre Iberia y Air Europa podrían sumar 12 millones de pasajeros. Foto: Iberia.

Fusión Iberia-Air Europa: ¿beneficia o perjudica al pasajero?

La compra de Air Europa puede generar en una situación monopolística en una quincena de rutas a América, aunque cada marca puede buscar su nicho de mercado

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

04/11/2019 - 12:03h

La absorción de Air Europa por parte de Iberia, con el respaldo de IAG, puede perjudicar a los usuarios en aquellos destinos donde haya una superposición de rutas y estos sean los únicos operadores. Pero también es posible que cada marca busque su nicho de mercado para fortalecerse frente a la competencia de otros grupos aeronáuticos.

Así lo precisaron diferentes expertos del sector aéreo a Cerodosbé. Julio Larrubia, presidente de Air Consulting, indicó que el riesgo de monopolio sería “una consecuencia” en rutas duplicadas.

Por ejemplo, en América ambas aerolíneas españolas tienen 14 destinos en común, como Montevideo, Buenos Aires, São Paulo, Lima, Quito, Panamá, Bogotá, Caracas, Santo Domingo, La Habana, Miami y Nueva York.

En América Iberia y Air Europa vuelan a 14 destinos en común en América

“Si hay una pugna entre dos compañías que vuelan a Buenos Aires, y luego quitas una de ellas, has quitado un competidor y hay un menor margen de maniobra” para la competencia, precia Larrubia.

Barcelona también podría salir ganando

Para Òscar Oliver, director del Centro de Estudios del Transporte para el Mediterráneo Oriental, IAG tiene dos panoramas posibles: la canibalización y la diversificación.

Barcelona podría salir ganando con la fusión con la incorporación de nuevas rutas de largo radio operadas por Air Europa

En el primer escenario se podrían suprimir rutas para que no haya una sobreoferta de destinos, grafica.

Pero cree que una alternativa más inteligente de IAG sería redistribuir las rutas donde Iberia y Air Europa compiten desde Madrid para abrir el juego desde otros aeropuertos, como Barcelona.

Para ello Barcelona cuenta a su favor con la extensa red de Vueling con base desde el aeródromo catalán, que podría servir como complemento a las rutas de Air Europa de largo radio, describió a Cerodosbé.

Por ahora la competencia sigue

La compra de Air Europa se pactó en 1.000 millones de euros, y hasta que las autoridades de Competencia den luz verde y la fusión no se concrete, (según IAG, hasta el segundo semestre de 2020) ambas compañías seguirán operando como hasta ahora, compitiendo en destinos de América, Europa y España.

[Para leer más: Iberia usa el avión más moderno del mundo para volar a Chile]

El presidente del consorcio aéreo, Willie Walsh, destacó que la absorción de Air Europa llevará a que IAG “logre el liderazgo del Atlántico Sur”.

Blindar el grupo

Una lectura del sorpresivo anuncio es la intención de IAG de fortalecerse ante la avanzada de otras grandes compañías en el continente americano. El consorcio integrado por Iberia, British Airways, Vueling y Aer Lingus intentó sin éxito aliarse con Latam, la mayor compañía de Sudamérica; ya que el proceso fue vetado por el Tribunal Supremo de Chile.

Delta no desaprovechó la oportunidad y adquirió el 20% de esa aerolínea. Ya es el principal accionista de Aeroméxico, por lo que la compañía norteamericana fortalece su presencia en el Nuevo Mundo.

También había intenciones de Air France-KLM de entrar en el accionariado de Air Europa, lo cual hubiera perjudicado la presencia de IAG en las rutas del Atlántico.

Cada uno con su nicho

Para Larrubia, una de las consecuencias de la fusión es que cada compañía puede buscar su nicho de mercado, “con una marca diferenciada”.

Iberia podría fortalecer su oferta de vuelos de largo radio y Air Europa centrarse en destinos turísticos

En este sentido, considera este consultor, Iberia puede centrarse en las rutas de largo radio a América, Africa y Asia, y que opere como aerolínea regular con un servicio premium.

En tanto, Air Europa podría reforzar sus vínculos comerciales con turoperadores y servir a destinos turísticos, como actualmente hace con su ruta a Punta Cana.

Entre Boeing y Airbus

Por lo pronto no se pueden esperar una absorción o intercambio de tripulantes de vuelo, ya que toda la flota de Iberia está conformada por Airbus, y la de Air Europa por Boeing (excepto por 10 A330).

En la compañía del grupo Hidalgo se encuentran 14 Boeing B787 Dreamliner; todos ellos en régimen de leasing; y 20 B737 NG; cinco de ellos alquilados.

En el proceso de expansión Air Europa había firmado la compra de 29 B787-9 y B787-9.

Madrid sale fortalecido

Según el comunicado emitido por IAG, con esta absorción se fortalecerá a Madrid como hub, sobre todo en las conexiones a América.

Madrid “ha ido perdiendo posiciones con respecto a los grandes hubs europeos, tanto en tamaño como en número de vuelos, destinos y pasajeros”, analizó el consorcio aéreo.

[Para leer más: ¿Cuántos aeropuertos sobran en España?]

En términos estadísticos, Madrid-Barajas está en el puesto 19 entre los 20 aeropuertos de Europa en cuanto al número de destinos ofrecidos, y en el noveno lugar (sobre los 10 principales aeródromos) en cuanto a países servidos.

Para el presidente de Air Consulting un posible fortalecimiento de Madrid no significará una pérdida de poder de Barcelona-El Prat. “No se harán daño sino que serán complementarios”, analiza.

La posibilidad de que cada aerolínea busque su nicho de mercado y fortalezcan las ofertas de vuelos a nuevos destinos coincide con la lectura de IAG, que considera que el aeropuerto Adolfo Suárez “está bien situado geográficamente para el tráfico entre Europa y América Latina, pero su peso en grandes mercados como Asia o África es mínimo”.