Iberia: los trabajadores de tierra amenazan con paralizar El Prat

Los trabajadores de tierra de Iberia en El Prat amenazan con paralizar la aerolínea en el verano.

Iberia: los trabajadores de tierra amenazan con paralizar El Prat

El comité de empresa de Iberia en Barcelona convoca cuatro días de huelgas entre finales de julio y principios de agosto

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

06/07/2018 - 14:28h

Los trabajadores de tierra de Iberia en Barcelona-El Prat amenazan con un nuevo frente de problemas para los viajeros. El comité de empresa de la aerolínea realizará huelgas los días 27 y 28 de julio, así como el 3 y 4 de agosto.

El anuncio llega en una semana en que se desactivaron dos huelgas que hubieran causado el caos en El Prat: la de los controladores aéreos del centro de Gavà-Barcelona y los pilotos de Vueling, que tiene a este aeropuerto como su principal hub.

A quiénes alcanza la huelga

El comité indica que la huelga se convoca para denunciar la situación de "sobrecarga de trabajo" de la plantilla, formada por unas 2.000 personas, y los "incumplimientos sistemáticos" de los acuerdos alcanzados con los sindicatos.

A estas huelgas fueron convocados los trabajadores de tierra, que incluyen los empleados de los mostradores de facturación, de carga y descarga de equipaje, así como los responsables del mantenimiento de las aeronaves.

Según indican los representantes sindicales, la actual plantilla es “insuficiente para cubrir las necesidades reales del servicio” y emplazan a la compañía a retomar el diálogo para buscar una solución.

Impacto en Vueling

La huelga en el personal de handling también puede perjudicar a Vueling, porque este servicio en El Prat (y otros 27 aeropuertos de España) es prestado por Iberia Airport Services.

En julio del año pasado, Iberia transportó a 4.452 pasajeros por día, mientras que con Vueling viajaron 60.605 personas diarias.

Reclamo de más personal

UGT, sindicato mayoritario en Iberia Barcelona, aseguró que los empleados esperan una ampliación de plantilla que “solucione el exceso de trabajo” del personal en el aeropuertos.

En un comunicado, UGT dijo que los principales problemas son “la falta de contratación estable, la necesidad de incrementar la plantilla eventual, que ya es del 40 %, el uso indiscriminado de la figura de las horas extra de obligado cumplimiento y la necesidad de adquirir un compromiso de la disminución de días de presencia para la próxima temporada”.