Iberia confirma que no volará a Nicaragua

Iberia comenzará en octubre a operar un vuelo diario a San Salvador.

Iberia confirma que no volará a Nicaragua

La falta de demanda y la crisis política provocaron que Iberia postergue la apertura de la ruta Madrid-Managua

Iberia repasó los números de una hipotética ruta Madrid-Managua y comprobó que no había una demanda suficiente que justifique contar con esta conexión directa. Por ello la aerolínea decidió congelar la apertura de esta conexión por tiempo indeterminado.

El 1 de octubre era la fecha indicada para el primer vuelo entre la capital española y la nicaragüense, que pensaba contar con tres frecuencias semanales.

Este era uno de los destinos que le faltan completar a Iberia en la región, donde cuenta con conexiones directas con Guatemala, La Habana (Cuba), Santo Domingo (República Dominicana), San José de Costa Rica, San Salvador y Panamá.

Se mantienen las conexiones con escala

Sí será posible viajar la capital de Nicaragua tras realizar escala en alguno de esos aeropuertos, pero la vía directa se pospone porque "no ha alcanzado los niveles de demanda necesarios para hacerla efectiva".

Los rumores sobre la cancelación de esta nueva ruta aumentaron estas últimas semanas, pero Iberia oficialmente informaba de que los planes seguían en marcha.

La inestabilidad política en Nicaragua y los choques entre opositores y fuerzas de seguridad causaron entre 200 y 450 muertos

La patronal nicaragüense Cosep, la semana pasada, se había anticipado a Iberia y anunció que la ruta se suspendería, lo que fue rechazado por la aerolínea en un primer momento.

Crisis política

De todas maneras, Iberia dijo que seguirá “de cerca” la evolución de las reservas hacia Managua para comprobar si es viable abrir la ruta directa, “y que esta pueda ser sostenible en el tiempo”.

Además de la mencionada falta de demanda, en la decisión también pesó la inestabilidad política del país centroamericano, que vive fuertes enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y partidarios de la oposición.

Al borde de la guerra civil

Nicaragua vive desde hace cuatro meses una crisis política por las acusaciones de abuso y corrupción contra el presidente, Daniel Ortega, con protestas que han dejado 195 muertos, según el Gobierno nicaragüense, y entre 317 y 448 fallecidos, según varios organismos humanitarios.

El pasado 23 de julio el ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, desaconsejó a los españoles viajar a Nicaragua, debido a que el país centroamericano, dijo, está "casi en guerra civil".