Iberia Express y Vueling planean cobrar por el equipaje de mano

Los problemas para subir todas las maletas en cabina demoran las partidas en horario.

Iberia Express y Vueling planean cobrar por el equipaje de mano

Las low cost de IAG barajan alternativas para cortar por lo sano el lío de las maletas a bordo

Los pasajeros usan todos los trucos a su alcance para poder viajar con el máximo posible de equipaje y sin tener que pagar. Así es como suben a los aviones con una maleta pequeña que está al límite del peso o las medidas reglamentarias, pero además aprovechan para llevar algún bolso pequeño, y si es posible, las compras del free shop.

Cuando los últimos pasajeros en abordar pretenden colocar su equipaje en los habitáculos se encuentran que están llenos, y comienzan las quejas y las demoras en que el avión pueda salir a tiempo, tras la insistencia de los tripulantes de que las maletas que no puedan entrar sean despachadas a bodega.

Ryanair cortó por lo sano: decidió aplicar un recargo de cinco euros por el equipaje de a bordo, o de lo contrario viajará en bodega sin recargo. De esta manera pudo mejorar sus índices de puntualidad y de paso, lograr ingresos extras de aquellos pasajeros que se niegan a desprenderse de su equipaje.

Easyjet, sólo con un equipaje

Algo parecido aplica Easyjet, que permite tener sólo un bulto en cabina, y para llevar una segunda unidad –aunque sea un pequeño bolso para ordenador- hay que pertenecer al club Easyjet Plus, haber comprado una tarifa Flexi, o pagado los opcionales Up Front o Extra Legroom.

Las aerolíneas de bajo coste del grupo IAG analizan aplicar medidas similares para poder solucionar el problema de los pasajeros cuando pretenden subir al avión con todos sus bultos a bordo.

Iberia Express quiere mantener el listón

Iberia Express, que fue galardonada por la consultora Flight Global como la aerolínea de bajo coste más puntual del mundo, con el 91,77 % de los vuelos en hora, pretende no bajar el listón.

El director de Producción de la filial de Iberia, Carlos Gómez, dijo a El Economista que buscan nuevas alternativas que pueda evitar los retrasos por el equipaje de a bordo.

El directivo reconoció que tener que bajar maletas a bodega cuando el pasaje está embarcando afecta la puntualidad. “Estamos analizando los procesos para mejorar y estudiamos qué se puede hacer”, dijo.

Vueling busca alternativas

En cuanto a Vueling, su presidente Javier Sánchez-Prieto indicó que están realizando diversas pruebas para agilizar el embarque, que no sólo implique la facturación extra.

“Quizás se abre una oportunidad a presentar una propuesta que sea más amigable para el cliente que la de cobrar por la maleta de a bordo”, dijo a ese diario.