Iberia y Vueling: cara y cruz en IAG

Durante 2017 ninguna gran aerolínea sufrió accidentes mortales.

Iberia y Vueling: cara y cruz en IAG

El grupo aeronáutico gana 1.952 millones de euros, un 28,8% más, pese a la devaluación de la libra y la caída de los ingresos

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

24/02/2017 - 10:17h

International Airlines Group, el grupo aeronáutico que engloba a British Airways, Iberia, Aer Lingus y Vueling, cumple con la confianza depositada por los inversores. La compañía ha superado los 2.500 millones de beneficio operativo esperados (2.535 millones) y ha elevado sus números negros hasta los 1.952 millones de euros, un 28,8% más que en 2015. Pese al incremento, la cifra llega recortada por la devaluación de la libra tras el anuncio del brexit.

El consejero delegado del grupo, Willie Walsh, ha cifrado en 460 millones de euros el impacto por el tipo de cambio tras el referéndum en el Reino Unido. Un descenso de los costes –con mayor productividad de la plantilla y los precios bajos del petróleo— ha impulsado las ganancias que, sin embargo, se han visto afectadas por una caída del 1,3% de los ingresos (22.567 millones de euros). 

Las aerolíneas españolas han tenido una responsabilidad desigual en los resultados del grupo. Iberia suma 271 millones de euros a las cuentas de IAG, un 22,6% más, alcanzando un margen operativo del 7,6%. Además, la división de Mantenimiento de la aerolínea presidida por Luis Gallego aumentó sus ingresos en 100 millones y continuó prestando sus servicios a las otras empresas del grupo.

Sin embargo, no todo es optimismo entre las colas rojas. La facturación cayó un 2,4% (4.586 millones), con un descenso del 5% en los ingresos por billetes. El grupo reconoce que los desequilibrios en algunas partes de América Latina y, en menor medida, América del Norte “son un desafío”. España y el resto de Europa siguen caracterizándose por un entorno de mercado difícil, si bien los ingresos de Iberia "mantuvieron una evolución relativamente estable".

En cambio, los números de la low-cost catalana Vueling fueron sensiblemente inferiores a los de 2015. El beneficio operativo fue de 60 millones --un 62,4% menos que el ejercicio anterior-- golpeado por la crisis veraniega que sufrió la compañía en toda su red. El margen operativo fue del 6,7%, 5,1 puntos menos que el año pasado.

IAG reconoce que 2016 “fue un año difícil” para la compañía. “Las huelgas de controladores sumadas a la tensión de los recursos de la firma debida a la elevada tasa de crecimiento prevista y a la época del año supuso” conllevó la oleada de retrasos que paralizó el Aeropuerto de El Prat durante el comienzo del verano. Los planes de contingencia, la necesidad de nuevas contrataciones y el alquiler eventual de flota elevaron los costes.

No obstante, los ingresos se elevaron un 5,2% hasta los 2.065 millones. “El rendimiento de los ingresos unitarios de Vueling, si bien bajó, fue uno de los más fuertes del Grupo”, celebra la matriz.

IAG pagará un dividendo complementario para los accionistas de 12,5 céntimos de euro por acción, lo que eleva el dividendo del ejercicio a 23,5 céntimos, previa aprobación en la junta general de accionistas de junio.