Italia saca tarjeta amarilla a Volotea

Italia advierte a Volotea que debe solucionar sus problemas de retrasos y cancelaciones.

Italia saca tarjeta amarilla a Volotea

La autoridad de aviación italiana advierte a Volotea de que no podrá operar en el país si continúan los retrasos y cancelaciones

Italia está cansada de los retrasos y cancelaciones de las aerolíneas low cost que operan en el país. Una de ellas es Volotea, y el Ente Nacional para la Aviación Civil (ENAC) advirtió a la compañía española que no podrá seguir volando si persisten los problemas.

La gerencia del organismo envió un escrito a Volotea y a las autoridades españolas en el que pasa lista de "los numerosos problemas detectados en esta primera parte de la temporada estival".

En concreto, argumenta que hubo “frecuentes episodios de cancelaciones de vuelo, sobreventa o retrasos prolongados” en el país.

El ENAC lanza un ultimátum: si Volotea no aplica un plan correctivo “a partir del 15 de septiembre deberá suspender toda actividad de venta y de vuelo en Italia".

Además deberá compensar a los pasajeros que hayan comprado billetes para volar a los destinos italianos.

Reorganizar las operaciones

Para evitar llegar a esta situación, el ENAC insta a la aerolínea a que reorganice sus planes operativos y a evitar los casos de sobreventas o de cancelaciones “por operaciones demasiado justas”.

El ente de aviación de Italia exige a Volotea que reorganice sus operaciones antes del 15 de septiembre. De lo contrario se le prohibirá volar

El ente precisa que recibió “numerosas denuncias” de los usuarios de la low cost, que acusan a la compañía de no cumplir con el Reglamento Comunitario 261 de 2004, que regula las compensaciones que deberán recibir en caso de tener problemas con un vuelo.

Ahora el organismo se encargará de verificar las denuncias, y en caso de confirmarse, “se aplicarán las sanciones de máxima entidad”, advierte.

Vueling y Ryanair siguen en la lista

Pero Volotea no es la única compañía vigilada por el ENAC. Ryanair, Vueling y la italiana Blue Panorama también están en el punto de mira.

El ente de aviación analiza si estas compañía pueden cumplir con su calendario de vuelos con su flota disponible. En caso de verificar que no tienen la capacidad necesaria, exigirá que reduzcan las operaciones o limiten los servicios, pero que no se llegue a las continuas demoras y cancelaciones.

Según el portal de estadísticas Flightstats, durante julio el 37% de los vuelos de Volotea salieron demorados, con una media de casi 50 minutos de retraso en cada operación.

Retrasos y huelgas

En cuanto a Vueling, tuvo problemas de horario en el 41% de sus vuelos, con una demora media de casi una hora (61,9 minutos). Según su presidente Javier Sánchez-Prieto, las incidencias se deben a problemas en el control del espacio aéreo y no por falta de efectivos.

En cuanto a Ryanair, atraviesa momentos difíciles por la segunda mayor huelga de su historia. Tras los dos días de paro de los tripulantes de España, Bélgica, Portugal e Italia –que implicó problemas para 100.000 pasajeros-, la aerolínea irlandesa este viernes afronta el paro de los pilotos de Alemania, Suecia, Bélgica, Irlanda y Holanda, que obligará a recolocar o dejar en tierra a 67.000 viajeros.