Italia prohíbe a Ryanair cobrar por el equipaje de mano

La nueva política de equipaje de Ryanair y Wizz Air se pone en marcha este 1 de noviembre.

Italia prohíbe a Ryanair cobrar por el equipaje de mano

La autoridad de competencia de Italia no permite que Ryanair y Wizz Air cobren un recargo por llevar el equipaje de mano en cabina

Ryanair y Wizz Air recibieron un jarro de agua fría en Italia: la autoridad reguladora de la competencia paralizó su nueva política de equipaje, que consiste en el cobro de un recargo por llevar la maleta de mano en la cabina.

La medida, iniciada por la aerolínea irlandesa y luego imitada por la low cost húngara, obliga a los clientes a pagar un extra por llevar la maleta de hasta 10 kilos en el interior de la cabina, lo que hasta ahora era gratuito. Lo único que se permite es un pequeño bolso de hasta 40 centímetros de largo, aunque sea la compra del duty free, y que pueda ser guardado debajo del asiento.

Según estas aerolíneas, la medida no se hizo con un fin recaudatorio, sino para agilizar el proceso de embarque de sus pasajeros, y evitar demoras con aquellos que pretende subir con maletas de mano que exceden en el peso o las medidas permitidas.

Contra los derechos de los usuarios

La nueva política de equipaje comenzó a aplicarse este 1 de noviembre, pero la Autoridad Antimonopólica dijo que su aplicación atenta contra los derechos de los usuarios.

La autoridad de la competencia en Italia asegura que Ryanair y Wizz Air engañan al consumidor con su nueva política de equipaje

Más concretamente, el organismo italiano afirmó que el sobrecoste debería estar incluido en la tarifa estándar porque aplicarlo después es "una representación falsa del precio real del billete" y "no permite la comparación real con las tarifas de las demás compañías", por lo que se está "engañando al consumidor". 

Tras esta decisión, en Italia "Ryanair y Wizz Air deberán suspender temporalmente todas las acciones dirigidas a solicitar un suplemento a la tarifa estándar" para el transporte de maletas pequeñas y deberán proporcionar a los clientes de forma gratuita un espacio para ellas en cabina o en la bodega.

Las dos aerolíneas tienen cinco días para informar qué medidas están adoptando para cumplir con las exigencias de este organismo antimonopolio.

Protesta de las organizaciones de consumidores

El cobro de un recargo por llevar el equipaje de mano fue centro de protestas en diferentes países de Europa. En España la organización Facua solicitó a la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) que coordine acciones con las comunidades autónomas para frenar esta medida.

"Se está vulnerando la legislación de protección al consumidor con este tipo de prácticas abusivas", subrayó un vocero de la asociación a Eldiario.es, quien agregó que esto sienta un preocupante precedente para que las aerolíneas recorten servicios que antes estaban incluidos y los ofrezcan pero tras cobrar un recargo.