Japan Airlines resucitará al heredero del Concorde

Proyecto del avión supersónico Boom, que Japan Airlines quiere operar comercialmente.

Japan Airlines resucitará al heredero del Concorde

La aerolínea japonesa invertirá diez millones de dólares para relanzar los aviones supersónicos más rápidos que el Concorde

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

07/12/2017 - 14:30h

Hace un par de años que la constructora aeronáutica Boom Technology encabeza el sueño de relanzar un avión supersónico, que herede y aumente la rapidez que alguna vez tuvo el famoso Concorde.

Le faltaba el apoyo de alguna línea aérea que esté dispuesta a compartir esta apuesta tecnológica. Y llegó de la mano de Japan Airlines (JAL), que anunció una inversión de diez millones de dólares en este proyecto.

Además de la inyección económica, JAL aportará su experiencia en el negocio aéreo para que el futuro Boom Supersonic no quede en un mero prototipo, y pueda crecer como proyecto empresarial.

Más rápido todavía

La idea es que este avión comience a operar en el 2020, y que vuele a una velocidad de 2,2 Mach, o sea 2.695 kilómetros por hora, 500 más de lo que podía volar el Concorde. A estas velocidades, los tiempos de viaje se podrían reducir a la mitad, dijo el presidente de la aerolínea nipona, Yoshiharu Ueki. Por ejemplo, la aeronave de 55 asientos podrá unir a Londres con Nueva York en tres horas y 15 minutos.

El futuro Boom Supersonic será más rápido, silencioso y barato que el Concorde

El acuerdo de JAL comprende la reserva de 20 unidades del futuro Boom Supersonic, para ser la primera aerolínea en explotar comercialmente estos aviones.

Superar los problemas del Concorde

El Concorde dejó de operar tras el accidente aéreo del 2000, que causó 113 muertos. Pero esa fue la gota que rebalsó el vaso, porque los vuelos del ‘pájaro blanco’ eran un fracaso comercial: pasajes muy caros, asientos incómodos y mucho ruido a bordo.

Para evitar repetir los mismos errores, los ingenieros de Boom Technology desarrollaron una aeronave con asientos más confortables que su antecesor, y que sea 30 veces más silenciosa que el Concorde. Además han logrado una mejor optimización del consumo de combustible, lo que permitirá que las tarifas sean un 75% más baratas que los vuelos del extinto avión franco-británico.