El jet lag pincha el sueño de los vuelos de ultra largo alcance

Lograr que los pasajeros no sufran de jet lag es el desafío de los vuelos de largo radio.

El jet lag pincha el sueño de los vuelos de ultra largo alcance

Qantas prevé operar el primer vuelo directo entre Europa y Australia, y trabaja con científicos para reducir el efecto del jet lag en sus pasajeros

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

08/02/2018 - 17:28h

Es difícil vencer a la naturaleza: las aerolíneas compiten para ver cuál desarrolla el vuelo sin escalas más largo, pero todas se topan con el problema de la fatiga, el insomnio y las alteraciones digestivas de sus pasajeros. O sea, el temido jet lag.

Qantas comenzará a operar en marzo el primer vuelo sin escalas entre Europa y Australia, y sabe que el gran atractivo de un viaje de 19 horas es el ahorro de tiempo al evitar las conexiones, pero de poco servirá si al aterrizar sus pasajeros no logran sincronizar sus relojes biológicos y pasan varios días con cansancio.

Para minimizar estos efectos Qantas trabaja con psicólogos, nutricionistas y expertos en fisiología del sueño del centro Charles Perkins, de la Universidad de Sídney. Ya los científicos advirtieron que no hay forma de vencer al jet lag, pero sí hay maneras de reducirlo.

Qantas trabaja con la Universidad de Sídney para desarrollar estrategias que permitan minimizar los efectos del jet lag

“La clave para ajustar el reloj biológico es la luz”, dijo Steve Simpson, director académico del centro Charles Perkins a Bloomberg. Por ello Qantas trabaja en remodelar sus cabinas para adaptarse mejor al cambio de usos horarios: en lapsos de 15 minutos las luces van graduando desde tonos azules, que mantiene al pasajero más activo (como si fuera el cielo diurno) a colores amarillos y naranjas, que ayudan a conciliar el sueño (como si fuera el atardecer).

“Crear los efectos de la luz natural en un avión que viaja miles de metros y a toda velocidad es un desafío para la ciencia”, precisó Phil Capps, jefe de desarrollo de Qantas.

La temperatura de la cabina y la elección de las comidas, además de su horario para ser servidas, son otras claves con las que la aerolínea australiana espera combatir al jet lag.

Competencia por los vuelos de ultra largo radio

Emirates, Qatar Airways y United Airlines son otras compañías que compiten para ofrecer vuelos superiores a las 18 horas sin escalas, con conexiones desde Oriente Medio a Nueva Zelandia o desde Houston a Sídney. Singapore Airlines también entrará en el juego cuando comience a operar el Airbus A350-900 para volar entre Singapur y Nueva York.

Esta aerolínea ha encargado siete aviones de este tipo al fabricante europeo y Qantas ha encargado ocho 787-9 a Boeing –y con opción de comprar otras 45 aeronaves-. Esta aerolínea piensa ir más allá y llegar al récord de 20 horas non-stop entre Sídney y Londres, proyectado para el 2022.

Previamente realizará vuelos experimentales, donde los pasajeros viajarán con sensores en sus muñecas y piernas, para que los científicos puedan estudiar los efectos de un viaje tan maratónico en su cuerpo y su sueño. El futuro de los vuelos de ultra largo radio está en juego.