Joon, la low cost que no quiere ser low cost

Joon realizó su vuelo inaugural de París a Barcelona.

Joon, la low cost que no quiere ser low cost

La nueva aerolínea de Air France propone un servicio más personalizado y diferentes clases de cabina para competir contra otras líneas de bajo coste

Juan Santiago Castro

BARCELONA

02/12/2017 - 04:55h

Una nueva generación en experiencia de vuelos de bajo coste. Así se presenta Joone, la hermana pequeña de Air France, como han decidido denominarla sus directivos. La nueva compañía aérea funciona a partir de hoy desde el Aeropuerto Charles de Gaulle, en París, a cuatro destinos en Europa: Barcelona, Oporto, Lisboa y Berlín.

La recién inaugurada aerolínea quiere diferenciarse de las low cost que funcionan en el continente, por medio de un servicio innovador y personalizado, como lo ha manifestado Jean-Michel Mathieu, CEO de la compañía. “Hemos trabajado para definir una nueva oferta en la industria del tranporte aéreo, con espíritu de creatividad, innovación y agilidad”, manifestó Mathieu en una presentación, luego del primer vuelo que la compañía realizó al aeropuerto El Prat de Barcelona.

Joone pretende ser una aerolínea diseñada para todo tipo de clientes, con servicios de calidad a la medida. A través de un espíritu ‘Start Up’, la compañía quiere probar nuevos productos en el mercado para atraer más usuarios.

Joon contará con todas las garantías de Air France-KLM, y sus clientes podrán beneficiarse de todos los servicios del grupo aéreo.

Algunos servicios de Joon

Ya dentro de los Airbus 320, con los que opera la compañía para sus vuelos de mediano radio, los clientes podrán hacer uso de puertos USB para conectar y cargar sus aparatos móviles. La aerolínea ofrece, además, un servicio de entretenimiento con streaming a bordo de la App YouJoon. Desde sus dispositivos portátiles, y conectados a la red wifi de la aeronave, los usuarios podrán acceder a una parrilla con series, dibujos animados, películas, y canales de televisión.  

Joone ofrece a sus clientes de clase económica una bebida en cada vuelo, desde café orgánico, té, zumo de naranja, o agua. Los usuarios podrán disfrutar de un catering de bebidas más amplio (con o sin alcohol) y otros productos pagando un sobrecosto: snacks a partir de 2 euros con 50, bocadillos y ensaladas desde 6 euros, e incluso una propuesta de tapas, también a 6 euros.

El servicio de comida y bebida en la clase business está incluido, así como el uso de salas vip en los aeropuertos en que opera Joon, y el servicio SkyPrioriety con el que harán uso de filas especiales en los controles de seguridad y al momento del abordaje.

El servicio a bordo es brindado por los tripulantes de cabina que usan un uniforme con un estilo más fresco y moderno, con el cual se autodefine la compañía.

Más allá del vuelo

Joone ha hecho varios acuerdos de colaboración con otras empresas para que la experiencia de sus viajeros continúe aun cuando el vuelo haya finalizado. Travelcar ofrecerá el servicio de alquiler de coches y LE BHV brinda la posibilidad de tomar tours de diferentes temáticas en París; artísticos, de moda, de naturaleza, entre otros.

A su vez, ha firmado acuerdos especiales con Airbnb Experience, para que sus usuarios tengan una experiencia más profunda de las ciudades que visita. También Waynabox ofrece un paquete con vuelos y alojamiento (precio fijo) a un destino sorpresa que será revelado al turista 48 horas antes del vuelo.  

El futuro de Joon

Se espera que, para la primavera del año próximo, la aerolínea empiece a operar en otras ciudades de Europa como Roma, Nápoles, Oslo y Estambul. Para la misma temporada Joon pretende iniciar sus vuelos de largo radio a ciudades como Fortaleza en Brasil, Mahé (Isas Seychelles), El Cairo, Teherán y Ciudad del Cabo, operando con Aviones 340. Para 2019 la compañía confía en incorporar algunos Airbus 350 a su flota para trayectos de larga distancia.

En aspectos técnicos, Air France se hará responsable y brindará garantía en el mantenimiento de la flota de Joone, así como del préstamo de sus pilotos.

Los usuarios que utilicen a partir de ahora las rutas de Joon podrán seguir siendo participes del grupo de fidelización Flying Blue del grupo Air France-KLM, que cuenta con más de 27 millones de afiliados.