La justicia de Brasil paraliza la fusión entre Boeing y Embraer

Embraer es líder mundial en la fabricación de jets privados.

La justicia de Brasil paraliza la fusión entre Boeing y Embraer

Un juzgado de Sao Paulo suspendió la absorción de Boeing a Embraer, el tercer fabricante de aviones del mundo

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

07/12/2018 - 12:25h

La fusión entre Boeing y Embraer tendrá que esperar, si es que llega a buen puerto. Un tribunal federal de Sao Paulo, Brasil, suspendió la alianza comercial entre la empresa norteamericana y el tercer mayor fabricante de aviones del mundo.

La decisión, que puede ser apelada, prohíbe al consejo de Embraer firmar el acuerdo con Boeing. El juzgado aceptó la solicitud de cuatro congresistas del Partido de los Trabajadores de Brasil, partido que se opone al acuerdo.

Una joint venture para fortalecer a Boeing

La alianza planteaba crear una joint venture en la que el constructor estadounidense tendrá una participación del 80%, valorada en 3.340 millones de euros, y la firma aeronáutica brasileña el 20% restante.

Esta operación asigna un valor de mercado de 4.175 millones de euros a Embraer.

Esperando al nuevo presidente

La operación también tiene que pasar por la aprobación de los accionistas de ambas compañías, organismos reguladores, y el Gobierno de Brasil tiene una ‘acción de oro’ que le otorga poder de veto, desde que Embraer se privatizó en 1994.

Un juzgado de Sao Paulo congeló el proceso de fusión entre Boeing y Embraer hasta que asuman las nuevas autoridades presidenciales de Brasil

El presidente Michel Temer dijo que dejaría la decisión al próximo gobierno, que asumirá el 1 de enero. El mandatario electo, Jair Bolsonaro dijo que estaba de acuerdo con el trato con Boeing.

Por ello el juez Victorio Giuzio Neto, de la Justicia Civil Federal de Sao Paulo, decidió frenar el proceso hasta que Bolsonaro tome el poder, y la operación retome sus carriles de negociación.

"Considerando la proximidad del receso del Poder Judicial al que se debe sumar la toma de mando del nuevo presidente de la República (...) se hace recomendable evitar que en este período se realicen eventuales actos concretos” argumentó el juez, que explicó que seguir adelante puede crear “una situación difícil de revertir".

Boeing apunta a los aviones corporativos

Boeing quiere tomar a Embraer bajo sus brazos por dos razones. Una es para posicionarse en el mercado de los aviones de negocios, hasta ahora con menor desarrollo entre los grandes fabricantes aeronáuticos. De esta forma, ofertará aviones de entre 70 y más de 450 asientos, además de cargueros.

Boeing quiere cerrar el acuerdo con Embraer para plantar cara a la alianza entre Airbus y Bombardier

Según las estimaciones de la industria aeronáutica, el mercado necesitará 6.000 aeronaves de 100 a 150 asientos en los próximos 20 años.

Competencia contra Airbus

La otra razón es para plantar cara a Airbus, que firmó una alianza con la canadiense Bombardier al comprar el 50,1% de la sociedad C Series Aircraft Limited Partnership (CSALP), encargada del programa C- Series de pasillo único.

El consorcio europeo tomó la delantera al presentar en sociedad a las aeronaves A220-100 y A220-300, que provienen de dos modelos de Bombardier de hasta 150 plazas.

Contra estos modelos Boeing quiere potenciar el Embraer E195, el más avanzado de la línea E-Jet que incluye a los E170, E175 y E190. En el caso del primero, tendrá una capacidad de 146 plazas y su precio de 68 millones de euros puede ser hasta un 7% más barato que el A220.