Por qué KLM sugiere que viajes en tren antes que en avión

KLM insta a usar transportes alternativos al avión para distancias cortas.

Por qué KLM sugiere que viajes en tren antes que en avión

KLM lanza una campaña para “volar con responsabilidad”, que recoge parte de los reclamos del movimiento anti aviones

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

04/07/2019 - 11:01h

La campaña ‘Volar con responsabilidad’ de KLM insta a los pasajeros a que piensen dos veces si es necesario tomar un avión para realizar un viaje. Las acciones de la aerolínea holandesa se enmarcan en una estrategia para promover la sostenibilidad y reducir las emisiones contaminantes.

El presidente y consejero delegado Pieter Elbers publicó una carta abierta en periódicos de EEUU, Brasil, Gran Bretaña y otros países en los que insta a sus colegas de la industria y a los pasajeros a trabajar en conjunto para lograr la sostenibilidad en el sector aéreo.

Sugerencias para los usuarios

A los usuarios se les invita a que participen en el programa de compensación de emisiones de CO2, por medio de donaciones económicas que luego se trasladan en inversiones para el programa ‘CO2OL Tropical Mix’, que permitió la reforestación de 3,5 millones de árboles en Panamá.

KLM sugiere que es mejor tomar un tren antes que volar en avión para distancias cortas

Pero lo más llamativo es, como en las marcas de bebidas alcohólicas, que la campaña insta a los pasajeros a que sean responsables en el uso del transporte aéreo.

Mejor ir en tren antes que en avión

Por ejemplo, en la web temática de ‘Volar con responsabilidad’, se sugiere probar otros medios de transporte para distancias cortas. “En algunos casos el ferrocarril y otras formas de movilidad pueden ser más sostenibles que volar, especialmente para los viajes cortos en sitios como Europa”, precisan.

[Para leer más: ¿Se puede viajar sin dañar el planeta?]

Incluso no solo esgrimen razones ambientalistas, sino de comodidad: “¿Sabes que volar de Ámsterdam a Bruselas lleva más tiempo que hacerlo en tren?”, puntualizan.

¿Volaremos en aviones con forma de V? Foto KLM.
¿Volaremos en aviones con forma de V? Foto KLM.

KLM recuerda que apoya activamente a los medios de transporte alternativos frente a los vuelos para distancias cortas.

También sugiere a los pasajeros que viajen con equipajes más livianos, para que los aviones vuelen con menos combustible, que elijan alojamientos sostenibles, y que en vez de tener que trasladarse para encontrarse cara a cara con una persona usen video llamadas.

Otras acciones de KLM

Estas sugerencias se enmarcan en otras acciones de KLM por el medio ambiente, como la creación de la primera planta de combustible sostenible para aviones en Europa, la invitación a otras aerolíneas a formar parte del programa CO2ZERO para compensar las emisiones contaminantes, y el proyecto de un avión con forma de V que podría ahorrar un 20% de combustible.

Antes que viajar para ver a una persona, KLM sugiere que se usen las video llamadas

En la carta abierta Elbers recordó que en los inicios de la compañía la principal preocupación era la seguridad. “Sabíamos muy poco del impacto que podríamos tener en el medio ambiente”, reconoce.

 


Campaña de 'Vuela con responsabilidad' de KLM.

“Ahora sabemos que la aviación tiene otra gran responsabilidad, que es dejar a nuestros niños un planeta que puedan explorar”, agrega.

[Para leer más: Así es el futurista avión de KLM que llevará pasajeros en las alas]

La campaña de KLM llega cuando en países como Suecia crece el movimiento flygskam, que se traduce como ‘vergüenza a volar’, y que propugna dejar de usar el transporte aéreo para reducir su huella de contaminación.

La industria aérea genera entre un 2% y un 3% de las emisiones de CO2 en el mundo. Cada año hay 4.600 millones de personas viajando en avión. Pero irá a más. Según Boeing en 20 años habrá 40.000 aviones surcando los cielos, el doble que en la actualidad. Los jets privados también se incrementarán en un 50%, pasando de 20.000 a 30.000 unidades.

A este ritmo, en tres décadas la aviación será la industria individual más generadora de CO2, al representar el 20% de las emisiones globales. KLM quiere ayudar a minimizar este impacto.