La crisis del B737 obliga a Emirates a usar el A380 para vuelos cortos

La tripulación de A380 de Emirates que operan el vuelo más corto de esta aeronave. Foto: Emirates.

La crisis del B737 obliga a Emirates a usar el A380 para vuelos cortos

El A380 de Emirates salva del colapso de operaciones a su asociada Fly Dubai, que necesitaba aviones para reemplazar a los B737 MAX que no pueden volar

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

05/07/2019 - 11:11h

Los pasajeros que vuelan con frecuencia entre Dubái y Omán agradecerán la oportunidad inesperada que les ha dado la crisis del B737 MAX. Por la prohibición de volar de estos aviones Emirates tuvo que salir en auxilio de su compañía asociada Fly Dubai, y opera esta ruta con el A380.

Lo llamativo es que la distancia entre la ciudad más importante de los Emiratos Árabes Unidos y Mascate, la capital de Omán, es de solo 340 kilómetros.

Esa distancia este gigante del aire la cubre en 40 minutos, apenas cinco minutos más de lo que necesitan las 42 personas del personal de limpieza en dejar el avión en condiciones para el siguiente vuelo.

A diferencia del B737, el A380 se presenta en tres clases, con 429 asientos en clase económica, 76 en business y 14 en suites de primera clase. Comparado con el servicio de la low cost Fly Dubai, el salto de calidad que ofrece Emirates es considerable.

flydubai
Los B737 MAX de Fly Dubai no podrán volar por varios meses más. Foto: Fly Dubai.

Dos aerolíneas hermanadas

Aunque Fly Dubai no forma parte del grupo empresarial de Emirates, ambas son propiedad del gobierno de Dubái, y comparten el mismo presidente: Ahmed bin Saeed Al Maktoum.

[Para leer más: El vuelo más corto para el avión más grande del mundo]

Las dos compañías operan vuelos con código compartido, y en los últimos años han reorganizado sus rutas para evitar duplicidades.

El impacto por la crisis del B737 MAX

Los dos accidentes del B737 MAX de Indonesia y Etiopía desató una crisis técnica y de imagen pública que derivó en la prohibición de volar de los B737 MAX hasta que Boeing termine de resolver los problemas con el software de navegación.

Entre los vuelos de la low cost de Fly Dubai y el servicio de Emirates con el A380, que tiene categorías business y primera clase, hay un considerable salto de calidad

Fly Dubai es una de las aerolíneas perjudicadas, con 14 aviones de este tipo que tiene que quedarse en tierra, lo que obligó a la compañía a recortar el 17% de sus vuelos.

Emirates ya no confía en el A380 para la expansión de sus rutas.
El A380 de Emirates tiene el triple de capacidad que los B737 MAX que opera Fly Dubai.

En el caso de la ruta entre Dubái y Mascate, la low cost dubaití tuvo que reducir de las frecuencias diarias de cinco a tres.

El A380 en auxilio

Por ello solicitó el auxilio del A380 de Emirates, que con una capacidad de 519 pasajeros casi triplica a los 174 viajeros que puede transportar el B737-800.

[Para leer más: ¿Cómo hace Emirates para que el A380 sea rentable?]

Desde el 1 de julio Emirates realiza este breve vuelo con dos frecuencias diarias: una por la mañana (el EK 862/863, que parte de Dubái a las 08:25 y regresa desde Muscat a las 11:15) y otra por la tarde (el vuelo EK 864/865, que despega desde la ciudad de los EAU a las 16:10 y regresa desde la capital de Omán a las 19:05).

El tercer vuelo para cubrir este trayecto es operado por un B777-300, que tiene una capacidad de 360 pasajeros.

Reorganización con el A380

La decisión de Emirates de no comprar más A380 llevó a Airbus a decidir dejar de fabricar este avión. La aerolínea del Golfo es la mayor propietaria de este modelo de cuatro motores, con 111 unidades.

Pero debido a sus altos costes está reorganizando sus rutas para optimizar su rendimiento económico, y ya ha anunciado que en 15 años dejará de volar con este avión.