El A380 de Qantas bate un récord inesperado por la crisis del COVID-19

Por primera vez los A380 realizan una ruta sin escalas entre Australia y Europa. Foto: Qantas

El A380 de Qantas bate un récord inesperado por la crisis del COVID-19

Qantas tiene que modificar su ruta de Sídney a Londres por las restricciones aéreas, y su A380 debe volar casi 14.000 km sin escalas hacia Europa

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

25/03/2020 - 10:57h

Las restricciones de vuelos y el cierre de aeropuertos por el coronavirus está generando, de manera inesperada, nuevos récords en la aviación. Hace poco conocimos una efímera ruta de la Polinesia a París que se convirtió en la conexión más larga del mundo, y durante esta semana el A380 de Qantas opera el primer vuelo sin escalas de este avión entre Australia y Reino Unido.

Una ruta imposible sin escalas para el A380

La ruta Sídney-Londres es de 17.800 kilómetros, y ningún avión la puede realizar sin escalas. Por eso el afán de la compañía australiana en desarrollar el Proyecto Amanecer para evitar las tediosas paradas en el camino.

[Para leer más: Así son los A380 que Qantas renueva a fondo]

Los A380 de Qantas que suelen realizar estar ruta tienen que aterrizar en Singapur para repostar, y luego seguir viaje hasta la capital británica.

 

Ruta del vuelo de Sídney a Londres con escala en Darwin

Pero la ciudad-estado cerró su espacio aéreo a las operaciones internacionales, y Qantas tuvo que buscar un plan B para sus vuelos.

El plan B de Qantas

La opción elegida fue repostar en Darwin, la capital del Territorio del Norte, la ciudad más septentrional de la extensa geografía australiana.

Los A380 de Qantas tienen que repostar una hora y media en Darwin, al norte del país, para luego volar 16,45 horas a Londres

A pesar de tener solo 132.000 habitantes, Darwin es un hub aeronáutico de importancia para los vuelos internacionales que conectan a Australia con el resto del mundo, un nodo de comunicaciones entre las ciudades del país con Asia y Europa.

De hecho Darwin era una de las paradas de la antigua “ruta canguro”, el viaje de 12 días entre Brisbane y Londres con 10 escalas y un viaje en tren por Italia incluido.

El vuelo maratónico

Hasta fin de mes Qantas mantendrá esta ruta y luego cerrará sus operaciones hasta nuevo aviso por la crisis del coronavirus.

El próximo vuelo demorará 5,45 horas desde Sídney a Darwin, donde repostará combustible durante una hora y media, y luego emprenderá el maratónico viaje atravesando Asia y Europa hasta aterrizar en Londres 16,45 horas más tarde.

[Para leer más: Qantas da luz verde al vuelo más largo del mundo]

La vuelta será un poco más breve: 16,10 horas hasta tocar territorio australiano, y luego 4,15 horas atravesando el gigantesco desierto austral hasta Sídney.

 

Tweet de Executive Traveler donde se ve al A380 en su escala en Darwin

Las rutas más largas de los A380

Sin contar el tramo australiano, la ruta de Singapur a Londres es de 13.855 kilómetros. Esta es la segunda conexión más larga en la historia del A380.

El tramo de Singapur a Londres, de 13.855 km, es el segundo más largo que está operando un A380 en la actualidad

La primera es la que opera Emirates entre Dubái y Auckland, de 14.193 kilómetros, seguida por la Sídney-Dallas de Qantas, de 13.802 kilómetros (momentáneamente en el tercer lugar).

Un récord que no cuenta

Cabe aclarar que hace pocos meses, en diciembre, un A380 de esta compañía australiana batió el récord mundial de un vuelo sin escalas de este modelo.

Se trató de un avión que unió a Dresden con Sídney en 18,26 horas. Pero a bordo no llevaba ni pasajeros ni carga, era un A380-800 que había sido renovado a fondo en los talleres de esa ciudad alemana y volvía a su hogar, por lo que no cuenta en los récords habituales.