La increíble razón por la que Richard Branson lanzó Virgin Atlantic

Así desembarcó Branson en el sector de la aviación.

La increíble razón por la que Richard Branson lanzó Virgin Atlantic

No fue resultado de una estrategia empresarial largamente meditada: el nacimiento de Virgin Atlantic llegó gracias a un hecho inesperado

Mar Nuevo

Madrid

15/07/2019 - 12:00h

El retraso de un vuelo que debía sacar a Richard Branson de Puerto Rico y llevarle a las Islas Vírgenes Británicas, donde le esperaba su novia, fue la chispa que desencadenó la creación de Virgin Atlantic, hace ahora 35 años, y que añadió una nueva perspectiva al negocio de volar.

¿Qué solemos hacer cuando el temible anuncio de ‘retrasado’ aparece en las pantallas del aeropuerto? Habitualmente enfadarnos y, después, resignarnos, con una bebida, hundirnos en un asiento o dar un paseo entre las tiendas de la terminal. La situación se agrava si estamos ya en el avión, donde no queda otra que esperar.

Al saber del retraso de su vuelo, Branson averiguó cuánto costaba alquilar un avión, lo dividió entre los pasajeros y vendió uno a uno los billetes: fue el origen de Virgin Atlantic

[Para leer más: Otro adiós al Boeing 747, Virgin Atlantic los jubilará en tres años]

Pero el ahora multimillonario británico Richard Branson no estaba dispuesto a quedarse sentado sin más.

¿Cuánto cuesta alquilar un avión?

Según contó a los medios en la celebración del 35 cumpleaños de la aerolínea en Los Ángeles, averiguó cuánto costaría alquilar un avión y realizar el trayecto hasta las Islas Vírgenes Británicas, dividió el coste entre los pasajeros y apuntó en una pizarra ’39 dólares por trayecto’.

El multimillonario Richard Branson apuesta por el tren de alta velocidad en los EEUU.
Richard Branson posee negocios en la música, la aviación, el ferrocarril y la hotelería, entre otros muchos.

Armado con esa pizarra recorrió el avión vendiendo los billetes. Y ese fue el primer vuelo de Virgin Atlantic.

Ante el lanzamiento de su nueva empresa, Branson recibió todo tipo de críticas, incluida que nadie volaría en una aerolínea llamada Virgin (virgen). Se equivocaron

A su vuelta a Inglaterra, Branson llamó a Boeing para comprar un 747 de segunda mano. Cuando le preguntaron que para qué compañía era, el empresario, que ya contaba con Virgin Records, respondió Virgin. Era 1984.

Una aerolínea llamada ‘virgen’

En aquel momento, Branson recibió todo tipo de comentarios sobre su nueva apuesta comercial; incluso le dijeron que nadie volaría en una aerolínea llamada ‘virgen’. Por supuesto, se equivocaron.

Después de Virgin Atlantic, el ahora multimillonario británico fundó otras compañías aéreas, entre ellas Virgin Blue, Virgin Australia, Virgin America (luego vendida a Alaska Airlines), Virgin Express o Virgin Sun.

Durante toda su trayectoria, la división de aviones de su conglomerado luchó contra todo tipo de adversidades; incluso con una flota infinitamente menor que las de sus competidores luchó para mantenerse entre los principales actores.

El bono navideño de British Airways

Otro de los hitos de la aerolínea Virgin Atlantic fue lo que Branson llama el ‘bono navideño de British Airways’ y alude también a la competitividad de la empresa, a lo que se añade un gesto histórico tanto de la justicia hacia la compañía de Branson como de este hacia sus empleados.

La historia, que se remonta a la década de los 80, incluye juego sucio, robo de listados de clientes, boicoteo de instalaciones o presiones a diferentes aeropuertos para que perjudicasen a Virgin Atlantic, todo ello ordenado por la antigua aerolínea de bandera británica.

Cuando Virgin Atlantic venció a British Airways en una demanda por juego sucio, Branson repartió el dinero de la multa entre sus empleados en lo que se llamó "el bono navideño de British Airways"

Inicialmente British Airways se querelló contra Branson pero después, y a instancias de un tribunal, llegó a pedir perdón “públicamente y sin reservas” a Virgin Atlantic Airways y pagar una indemnización de 610.000 libras de la época y asumir todos los costes procesales, como relató El País en 1993.

Virgin tomó el dinero y lo repartió entre sus empleados, en lo que se conoce como el 'bono de Navidad de British Airways'.

Virgin Atlantic cuenta con ocho Boeing 747 en su flota. Foto: EFE.
Virgin Atlantic cuenta acrtualmente con ocho Boeing 747 que retirará en tres años. Foto: EFE.

Como afirma habitualmente Branson, son los empleados los que han hecho de sus empresas lo que son hoy.

Una aerolínea revolucionaria

La historia de Virgin Atlantic es también la de un empresario inconformista, que fue capaz de repensar el modelo de aviación conocido hasta el momento y se atrevió a intentar mejorarlo.

Justamente en el sector de los viajes Branson sigue encontrando oportunidades de crecer y, de nuevo, sorprender a los usuarios. Es el caso del lanzamiento de su nueva línea de cruceros, Virgin Voyages, que se estrenará el próximo año con el buque Scarlet Lady, o su división de viajes espaciales, Virgin Galactic, en la carrera por convertirse en pionera en poner viajeros en el espacio.

Propuestas más innovadoras, más sostenibles, más excitantes… lo que sea. Sir Richard Branson aún tiene mucho que decir en la industria.