Las aerolíneas más y menos generosas con el equipaje de mano

Cabe tener en cuenta las diferentes políticas de las aerolíneas sobre las maletas de mano. Foto: Spencer Wing-Pixabay.

Las aerolíneas más y menos generosas con el equipaje de mano

Las restricciones al equipaje de cabina no solo residen en el peso sino también en las medidas de la maleta. Cuáles son las diferencias entre aerolíneas

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

16/07/2019 - 18:24h

Las políticas en torno al equipaje de mano son uno de los clásicos motivos de disputas entre pasajeros y aerolíneas. Y poco antes del despegue, el malhumor y las polémicas afloran cuando hay viajeros que no encuentran lugar para poner sus maletas, o que se niegan a que sus pertenencias bajen a la bodega.

El equilibrio es difícil de lograr: cada pasajero trata de llevar el máximo de peso posible, y muchas veces el volumen de su equipaje excede las medidas autorizadas.

Por su parte las aerolíneas buscan que los viajeros coloquen sus pertenencias rápidamente, por lo que la abundancia de bultos acarrean retrasos y protestas.

[Para leer más: ¿Pagar por usar el maletero? Con esta tecnología será posible]

Si bien la mayoría de las compañías aéreas autorizan llevar una maleta pequeña de ocho a 10 kilos con un segundo bulto más pequeño, las diferencias tambén se encuentran en las medidas máximas del equipaje.

La sugerencia de IATA que nadie siguió

Para tener un parámetro uniforme IATA sugirió que las maletas de cabina tengan unas medidas de 55 x 35 x 20 centímetros, o sea 27 litros (contando asas y ruedas).

StockSnap pixabay
Las diferencias de volumen pueden ser de hasta 14 litros entre las aerolíneas. Foto: StockSnap-Pixabay.

Este volumen se decidió en base a las consultas realizadas a Boeing y Airbus sobre el tamaño de los compartimientos superiores de las cabinas. Y la idea era que los fabricantes de maletas que cumplan con estas medidas coloquen un sello que diga ‘IATA OK’ en uno de los lados.

IATA sugirió que la medida máxima sea de 55 x 35 x 20 cm -27 litros-, pero las aerolíneas no siguieron el consejo

Pero las aerolíneas hicieron oídos sordos de las recomendaciones de esta asociación y cada una mantuvo su política sobre el tamaño permitido.

Las aerolíneas más restrictivas

Entre las aerolíneas más restrictivas en cuanto a tamaños están Ryanair, Vueling y TAP, con unas medidas de 55 x 40 x 20 centímetros, o sea 30,8 litros.

Le siguen en la escala Air Europa, Air France, Alitalia, KLM y American Airlines, que tiene cinco centímetros más de espacio de profundidad pero cinco menos de ancho. En total, permiten un total de 33,7 litros, precisa un estudio de OCU.

Las más generosas

En el escalón siguiente se encuentran Brussels Airlines, Eurowings, Lufthansa, Norwegian, Swiss Air, Turkish Airlines y Wizz Air, con un volumen de 35,4 litros, en base a un modelo de 55 x 40 x 23 centímetros.

equipaje 22
Las maletas tienen que encajar con comodida en el compartimiento superior.

Aeroflot y Transavia permiten equipajes de hasta 38,5 litros (55 x 40 x 25 centímetros), y las más generosas son British Airways, Easyjet, Finnair, Iberia e Iberia Express con unas medidas máximas de 56 x 45 x 25 centímetros, que equivalen a 44,1 litros.

Una cuestión de peso

Además de las diferencias de volumen, también están las de peso. Las más estrictas es Brussels Airlines con seis kilos, Finnair, Turkish Airlines y Alitalia con ocho kilos; y las más permisivas son Air France y KLM con 12 kilos. El resto se encuadra en los 10 kilos.

Casi todas las aerolíneas permiten que el pasajero lleve una segunda pieza a bordo, en un bolso o mochila que pueda cargar un ordenador portátil, o una cámara de fotos y poco más.

Este bulto tiene que tener un tamaño suficiente para poder ser guardado debajo del asiento.

Las restricciones de Ryanair y Wizz Air

Pero Ryanair y Wizz Air tienen unas reglamentaciones más complejas: solo se puede subir a la cabina un bulto pequeño (40 x 20 x 25 centímetros), y si se quiere viajar con el equipaje de mano de hasta 10 kilos, por más que tenga las medidas autorizadas, hay que pagar un suplemento: 8,62 euros para vuelos domésticos y desde 10 euros para los internacionales si previamente se compra el pase prioritario.

[Para leer más: Ryanair sube las tarifas para viajar con el equipaje de mano]

Si el pasajero se olvida de realizar ese paso al momento de comprar su billete, Ryanair le da la oportunidad de facturar la maleta en el mostrador, aunque a un precio de 20 a 25 euros.

La lucha por guardar el equipaje en cabina se repite cada día y en cada vuelo.
La lucha por guardar el equipaje en cabina se repite cada día y en cada vuelo.

El peso de la maleta cuenta

Cabe recordar que las maletas suelen tener un peso de dos a tres kilos. Las textiles son más livianas y permiten manipular la estructura para que puedan guardarse más artículos.

Las rígidas ofrecen una mejor protección, pero son más pesadas. Las que son de policarbonato ofrecen una opción interesante porque este plástico es más ligero y flexible.

Además de las ventajas para guardar más equipaje, la diferencia es importante para poder alzar la maleta y guardarla en los compartimientos. Sino, siempre habrá un tripulante o algún pasajero dispuesto a dar una mano.